La oposición rechaza la oferta de diálogo de Mursi e insiste en pedir su dimisión

El FSN ha hecho un llamamiento al pueblo egipcio a «seguir con la revolución» y ha confiado en que finalmente «conseguirá imponer su voluntad»

agencias
Actualizado:

El movimiento opositor de Egipto que ha liderado las protestas de este domingo en todo el país contra el presidente Mohammed Morsi ha dado este lunes un ultimátum al presidente instándole a dimitir este martes y convocar elecciones anticipadas. Al menos cinco personas han muerto este domingo en los enfrentamientos entre opositores y defensores del Gobierno islamista sucedidos tras las protestas.

«Les damos a Mohamed Morsi hasta del martes, 2 de julio a las 17:00 horas para dejar el poder y permitir que las instituciones del Estado a preparen para unas elecciones presidenciales anticipadas», ha comunicado a la prensa la organización Tamarud en su página web. En caso de negativa, «a las 17:00 del martes iniciaremos de una campaña de desobediencia civil a gran escala», ha informado el movimiento, según AFP.

«Ya no es posible una solución intermedia y no hay alternativa al final pacífico del poder de los Hermanos Musulmanes, representado en Morsi, y al llamamiento a elecciones anticipadas», ha señalado Tamarud en su comunicado, antes de pedir a la policía, el ejército y la justicia que «tome partido de manera clara» por sus demandas.

El grupo ha informado que había recaudado más de 22 millones de firmas de apoyo para esta iniciativa. Este domingo, millones de personas salieron a las calles de varias ciudades egipcias para pedir la renuncia del presidente, en las que están consideradas las mayores manifestaciones desde la revuelta que ocasionó la caída del régimen de Hosni Mubarak.

En la misma línea se ha manifestado el Frente de Salvación Nacional (FSN), que ha anunciado que rechaza la oferta de diálogo del presidente Morsi, e insiste en pedir su dimisión. «En el nombre del pueblo egipcio, con todas sus facciones, el Frente de Salvación Nacional (FSN) anuncia su apoyo público a la destitución del régimen de Mursi y de Hermanos Musulmanes», ha dicho el principal grupo opositor, en un «comunicado revolucionario».

El FSN ha hecho un llamamiento al pueblo egipcio a «seguir con la revolución» y ha confiado en que finalmente «conseguirá imponer su voluntad, que se ha expresado de forma inequívocamente clara en todas las plazas de Egipto».

"El FSN también confía en que el pueblo egipcio protegerá su revolución hasta que la transición pacífica del poder se haya completado", ha añadido, instando "a todas las fuerzas políticas y a todos los ciudadanos a manifestarse pacíficamente".

Continúan las acampadas

La mañana de este lunes, cientos de manifestantes han protestado contra el presidente egipcio tras haber pernoctado en tiendas de campaña en la cairota plaza Tahrir. Uno de los manifestantes, Abu Suwar, ha explicado a Efe que no ha dormido "ni un segundo" esta noche y ha añadido que no se moverá de Tahrir hasta conseguir la dimisión del presidente.

Pequeños grupos de opositores llevan pancartas con la leyenda "Erhal" (Vete) escrita en ellas, mientras buena parte del resto trata de dormir en las tiendas o bajo cualquier sombra.

Una acampada similar tiene lugar junto al palacio presidencial de Itihadiya, mientras que los partidarios de Morsi continúan, por cuarto día consecutivo, con su concentración en favor de la legitimidad del presidente en el barrio cairota de Ciudad Naser.

Las concentraciones convocadas este domingo con motivo del primer aniversario del mandato de Morsi sacaron a la calle a cientos de miles de personas en todo el país (fuentes no oficiales hablan de millones) en un ambiente mayoritariamente festivo y pacífico. Sin embargo, entrada la noche estallaron enfrentamientos entre seguidores de Mursi y opositores, principalmente en la ciudad meridional de Asiut, y frente a la sede central de los Hermanos Musulmanes en El Cairo.

.