El joven español detenido por la muerte de Clément Méric alega legítima defensa
Puños en alto en la manifestación contra la muerte de Clément Méric - afp

El joven español detenido por la muerte de Clément Méric alega legítima defensa

Esteban M. y el resto de los presuntos agresores aseguran que «iban a machacarles» y que la agresión se produjo en «el marco una gran lucha»

e.p.h.
Actualizado:

La prensa francesa se hacía eco ayer de una tragedia: un joven estudiante de Ciencias Políticas, Clément Méric había sido asesinado a golpes por un grupo de skinheads. Hoy el diario «Le Point» informaba de que uno de sus presuntos agresores es Esteban M., un joven español de apenas 21 años.

Esteban fue arrestado en la localidad de Saint-Ouen, a 6 kilómetros del norte de París, junto a otros cabezas rapadas que también participaron en el suceso: eran Cedric C. y Stéphane C., así como Katia V., de 32 años.

En concreto y según las últimas informaciones de la policía, este joven español nació en Cádiz, pero posee la nacionalidad francesa. Fuentes policiales señalaron también que los investigadores contaron "rápidamente" con datos y fotos de los presuntos agresores y que se cree que serían próximos al grupo de extrema derecha Juventudes Nacionalistas Revolucionarias (JNR).

Según varios testigos, Esteban M. golpeó con un puño americano a Méric -estudiante de Ciencias Políticas de 19 años y miembro de una asociación antifascista-, y al caer se dio en la cabeza con un bolardo metálico lo que le produjo una fuerte hemorragia. Quedó tendido inconsciente en el suelo.

Sin embargo, el líder de los neonazis, Serge Ayoub, negó en declaraciones a «Le Figaro» que su grupo estuviera implicado: «He llamado a todos los miembros de las JNR para estar seguro y nadie tiene nada que ver. Además, los implicados parecen mucho más jóvenes que mis tropas». Según su versión de los hechos, «los tres jóvenes y la chica fueron increpados por "cinco militantes de extrema izquierda que les prometieron masacrarles a la salida» de la tienda frente a la que se produjeron los hechos.

«Le monde» asegura que los siete sospechosos han alegado legítima defensa durante los interrogatorios y que «nunca tuvieron la intención de matar».

«Juran que fue de regreso a casa cuando descubrieron que su víctima estaba entre la vida y la muerte», explica Ayoub en declaraciones a «rtl france» . En declaraciones a «BFMTV» Serge Ayoub explica que ha hablado con ellos y que «evidentemente lo lamentan». Todos los detenidos coinciden en que la agresión se produjo en el marco de «una lucha desordenada en la que volaban patadas y puñetazos por todas partes», explica «RTL France».

Las Juventudes Nacionalistas Revolucionarias

De acuerdo con varias fuentes policiales y judiciales la agresión está vinculada con el grupo de extrema derecha Juventudes Nacionalistas Revolucionarias (JNR). Pero, ¿quiénes son exactamente?

El diario «Le Parisien» explica que las JNR son el brazo armado de la llamada «Tercera Vía» de la extrema derecha. Poco conocidos para el gran público, pero con una larga trayectoria. Fundada en 1987 por Serge Ayoub alias de «piel murciélago» o «batskin», esta organización se mantuvo inactiva durante los últimos años, pero recuperó fuerza en el año 2010, coincidiendo con el auge de la extrema derecha en Francia y el crecimiento del antieuropeismo.

Es habitual encontrarles en el desfile del 9 de mayo, organizado por la extrema derecha radical en memoria de la muerte de Sébastien Deyzieu. Las JNR también fueron vistas en la marcha «antiimperialista» que se celebró en Francia el 2 de febrero para «glorificar» a Bashar Al Assad, Vladimir Putin y Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia. Entre las consignas se les escuchó decir: «No hay otro dios que no sea el país» y proclamas contra Arabia Saudí y Qatar países «viles y culpables de conspirar y pagar a los terroristas islámicos».

Hoy el ministro de Interior, Manuel Valls, avanzó que "sin duda" se disolverán, aunque puntualizó que hace falta "un poco de tiempo, mucha determinación, pero también método y respeto de los procedimientos".

En una entrevista a la emisora de radio "RMC", Valls señaló que en Francia hay "varios cientos de individuos" en esos movimientos y se revelan "muy violentos", "racistas, antisemitas y homófobos" y además "desafían la autoridad de la República e incluso la quieren derrocar".

"Esos grupos son peligrosos" y han reaparecido en la plaza pública con motivo de las manifestaciones contra la nueva ley del matrimonio homosexual, comentó el ministro.