El Gobierno hondureño apoyará «en todo lo que sea necesario» la tregua entre maras
El martes, el obispo auxiliar de San Pedro Sula, Rómulo Emiliani, anuncio la tregua entre pandillas en Honduras - efe

El Gobierno hondureño apoyará «en todo lo que sea necesario» la tregua entre maras

Las pandillas piden perdón al país y proponen diálogo a cambio de trabajo y rehabilitación. El presidente hondureño, Porfirio Lobo, asegura que apoyará «en todo lo que sea necesario»

Actualizado:

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ha asegurado que su Gobierno apoyará «en todo lo que sea necesario» la tregua que las dos principales maras de este país centroamericano han alcanzado este martespara poner fin a la violencia. Las maras rivales Salvatrucha y Barrio 18 han emitido un comunicado para anunciar el cese de su enfrentamiento con el fin de «parar la violencia» y pedir perdón a la sociedad hondureña y «a Dios» por el daño que han causado en todos estos años.

El obispo de San Pedro Sula ha advertido que la tregua «no será fácil»El acuerdo, que se llevaba barruntando unos días, ha sido posible gracias a la mediación del obispo de San Pedro Sula, Romulo Emiliani, y del secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Adam Blackwell. «Por la mañana llamé a monseñor Emiliani para expresarle mis felicitaciones y mi agradecimiento en nombre del pueblo hondureño. Le deseo el mayor de los éxitos. Estamos dispuestos a apoyarles en todo lo que sea necesario en este esfuerzo», ha dicho Lobo.

El presidente hondureño ha revelado que Emiliani le ha advertido de que «no será fácil», a pesar de lo cual ha confiado en que «la tregua sea lo mejor». «Lo importante es que todo lo que sea alternativas, hay buscarlas. Ojalá que no hubiera problemas», ha indicado. No obstante, el presidente hondureño ha subrayado que «el Estado no puede perder la capacidad de imponer orden por la fuerza, aunque no es lo mejor, mientras no se den las condiciones» para el fin de la violencia.

Una tregua, Salvatrucha y Barrio 18

Las dos principales pandillas o «maras», la Salvatrucha y Barrio 18, han anunciado el cese de sus enfrentamientos por el control del territorio, en una rueda de prensa que han dado por separado. «Ofrecemos cero violencia en las calles, cero crímenes. Es sólo un primer paso y lo vamos a demostrar con hechos», han dicho.

«La tregua y el perdón es primeramente hacia Dios y después hacia la sociedad hondureña, que merece nuestro respeto, y hacia las autoridades. Nos comprometemos a reducir la violencia y la criminalidad», han anunciado. Además, los líderes de las maras han solicitado el apoyo del Gobierno. «No pedimos que nos regalen nada, pero sí que nos ayuden. Sabemos que no cuentan con ayuda internacional, pero todos debemos hacer conciencia», han argumentado.

«La tregua y el perdón es hacia Dios y hacia la sociedad hondureña»Interrogados sobre si la tregua se traducirá en un cese inmediato de los cobros extorsivos, han indicado que «eso se verá más adelante» porque necesitan garantizar una fuente de ingresos. «Todo viene paso a paso. Queremos trabajar para mantener a nuestros hijos», han asegurado.

Honduras es uno de los países más violentos de la región y del mundo. Las autoridades atribuyen la violencia a las maras y a los narcotraficantes que pugnan entre sí por el control del territorio y de la ruta de la droga hacia Estados Unidos. El problema de la violencia se ha agravado en los últimos años ante el desplazamiento de los grupos de narcotraficantes que, debido a la presión ejercida por países como México y Colombia, se han asentado en Centroamérica. Según han reconocido las maras, esta tregua pretende imitar a la alcanzada en marzo de 2012 entre las pandillas salvadoreñas, que en este año de vigencia ha conseguido reducir en más de un 45 por ciento el número de homicidios diarios.