«La Monarquía ha demostrado su utilidad para el país»
La familia real de los Países Bajos - efe
f. de graaf, presidente del parlamento de holanda

«La Monarquía ha demostrado su utilidad para el país»

Al presidente de los Estados Generales no le preocupa que 16 parlamentarios no hayan jurado fidelidad al nuevo Monarca

Actualizado:

-¿Le preocupa el gesto de los 16 parlamentarios que han decidido no prestar juramento de fidelidad al nuevo Monarca?

-No estoy preocupado. Lo que estoy es muy disgustado por esta postura, que es contraria a la Constitución y a la tradición holandesa. La Constitución dice que los miembros de los Estados Generales deben -no que pueden sino que deben- prestar juramento en la ceremonia. Lo que han decidido estos parlamentarios no tiene consecuencias legales ni constitucionales, es sencillamente un problema de respeto.

-¿Ni siquiera le preocupa lo que significa este gesto de desafío a la institución monárquica? ¿Cree que hay que pensar que el debate sobre los poderes de la monarquía va a marcar el nuevo reinado?

-Tampoco estoy preocupado por eso. La holandesa es una Monarquía relativamente joven y muy implicada con la historia del país. Después del Congreso de Viena, la sociedad holandesa pudo haber optado por una república, pero decidió que quería seguir teniendo una Monarquía constitucional, sometida al Parlamento, que es muy querida por el pueblo y ha demostrado desde entonces con creces su utilidad al servicio del país. En Holanda, el apoyo a la Monarquía como símbolo de la unidad del país es muy claro.

-¿Cree que después de esta abdicación sería mejor pensar en un modelo en el que se reduzca parte del papel que tiene actualmente el Rey, como proponen también ciertos sectores de la sociedad?

-Es cierto que ha habido una propuesta de convertir la Monarquía holandesa en algo simplemente ceremonial, como el modelo sueco, pero se ha demostrado claramente que no tenía una mayoría en el Parlamento. Puede ser que dentro de 15 ó 20 años eso cambie, dependerá de cómo se perciba la gestión de Guillermo-Alejandro. De todos modos, él ya dijo en la reciente entrevista televisada que, por supuesto, si el Parlamento lo decide así, no tendrá inconveniente en firmar los cambios constitucionales necesarios, porque es un rey democrático.

-Y ¿cómo cree que será esa gestión?

-Será buena. Está preparado, tiene mucha experiencia internacional y es una persona de su tiempo.

-¿Incluso si se compara con la de su madre?

-Comparado con la Reina Beatriz, representa una nueva generación. Él ha nacido ya después de la guerra y hará cosas muy diferentes a las que ha hecho su madre. La sociedad holandesa también ha cambiado.

-¿Qué papel jugará la Princesa Máxima en esta nueva etapa?

-La Princesa Máxima va a aportar como Reina una frescura nueva a la Familia Real. Es muy popular, entre otras cosas porque los holandeses valoran muy positivamente que haya sido capaz de integrarse tanto en su nuevo país, sobre todo hablando nuestra lengua, y en la Familia Real.