Un empresario español entre los investigados por el derrumbe en Bangladesh
Siguen recuperando víctimas entre los escombros del edificio - afp

Un empresario español entre los investigados por el derrumbe en Bangladesh

Es el director general de una de las compañías textiles del edificio que se vino abajo matando a 376 personas

Actualizado:

Un empresario español, copropietario de un taller textil en el inmueble que se derrumbó en Dacca, la capital de Bangladesh, es considerado como uno de los principales sospechosos en la investigación de la catástrofe, según ha anunciado este domingo la Policía que le está buscando. Se trata de David Mayor, director general de Phantom-Tac, una de las fábricas textiles que se alojaban en la el edificio que se desplomó esta semana a las afueras de Dacca, acabdo con la vida de 371 personas e hiriendo a otras miles.

Phantom-Tac es una sociedad conjunta a partes iguales entre Phantom Apparels (Bangladesh) y Textile Audit Company (España), instalada sobre los más de 2.000 metros cuadrados del edificio colapsado, según la web de la sociedad. Mayor, como los propietarios de otras cuatro sociedades está siendo investigados por «homicidio por negligencia», un delito castigado con hasta cinco años de prisión, según ha indicado un responsable de la Policía a AFP.

Los supervivientes han relatado que los trabajadores del edificio estaban inquietos por las grietas, pero sus jefes les obligaron a acudir el miércoles, ignorando las advertencias.

En 2009, David Mayor explicaba a la agencia France Press que dirigía también un centro de educación para mujeres en Bangladesh. «Somos una fábrica. Cada céntimo cuenta. No somos una ONG pero también tenemos preocupaciones sociales», señalaba entonces.

«Es el acusado número 4», ha declarado Kaiser Matubbor, el policía encargado de la investigación.

Aminul Islam, presidente de Phantom-Tac, fue arrestado el sábado con otros dos propietarios de talleres textiles, según informó un portavoz policial de Dacca. La catástrofe ha causado al menos 376 muertos y 1.200 heridos.