EE.UU. fracasa en su intento de que la ONU vigile los derechos humanos en el Sahara
Agentes antidisturbios marroquíes vigilan las calles de El Aaiún, capital del Sahara Occidental - luis de vega

EE.UU. fracasa en su intento de que la ONU vigile los derechos humanos en el Sahara

Nueva victoria de la diplomacia marroquí, apoyada por París y Madrid. El Frente Polisario agradece la iniciativa de Washington

Actualizado:

La Misión de la ONU en el Sahara Occidental (Minurso), desplegada en 1991, permenecerá otro año más sobre el terreno, hasta abril de 2014, pero seguirá sin tener encomendada la vigilancia de los abusos a los derechos humanos. Así ocurrirá si no hay cambios de opinión de ultimísima hora antes de la votación que previsiblemente tendrá lugar mañana jueves para determinar la ampliación anual, según explican a ABC fuentes próximas a las negociaciones.

El Gobierno del presidente Barack Obama ha pretendido sacar adelante un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU para que la Minurso incluya en su mandato la supervisión de los derechos humanos. La iniciativa, que ha provocado el enfado del reino alauí, ha sido discutida estos días por el denominado Grupo de Amigos del Sahara, del que forman parte -además de Estados Unidos- Francia, España, Gran Bretaña y Rusia.

Pero Washington no ha encontrado el consenso necesario. Su iniciativa ha chocado, entre otros, con Francia, el principal aliado de Marruecos, que ocupa el territorio en disputa desde 1975. Tampoco España, concentrata en contentar a su vecino del sur y que se mueve con pies de plomo sin querer asumir que sigue siendo la administradora de un territorio pendiente de descolonización, se ha mostrado a favor de que la ONU amplíe su mandato. Ni siquiera Rusia daba su visto bueno.

El nuevo texto que deberá someterse a votación recoge con más ahínco que los anteriores la necesidad de salvaguardar los derechos humanos, pero no dice que sea la Minurso la encargada de vigilarlos, como pedía la administración norteamericana, según fuentes diplomáticas citadas por las agencias Reuters y France Presse.

La diplomacia de Rabat, que en anteriores ocasiones también se había opuesto a la vigilancia independiente de los derechos humanos, vuelve de esta forma a anotarse un punto a su favor.

Satisfacción del Polisario

El intento de Estados Unidos ha sido en todo caso «recibido con satisfacción» por el Frente Polisario, reconoce Ahmed Bujari, representante del gobierno saharaui en Naciones Unidas. «Se ha mostrado el verdadero rostro de Marruecos» y «se ha dejado al descubierto el cinismo de otros», añade. «La idea no ha muerto. Se va a recuperar en el futuro», dice Bujari esperanzado.

Las denuncias sobre los abusos de derechos humanos en la ex colonia española se multiplican, según recogen informes de diferentes organizaciones humanitarias internacionales y hasta de la propia ONU. La Minurso sigue, a pesar de todo, siendo la única de las misiones que no tiene encomendada la supervisión de los derechos humanos.

Este es el asunto que más está dando que hablar de un conflicto atrancado en las arenas del desierto desde hace décadas y que apenas despierta interés en la comunidad internacional.