Italia elige hoy presidente con un posible consenso entre Bersani y Berlusconi
Bersani y Berlusconi, durante su votación - abc

Italia elige hoy presidente con un posible consenso entre Bersani y Berlusconi

El democristiano Marini, de 80 años, favorito a la sucesión de Napolitano

Actualizado:

Dentro de una horas Italia podría conocer el nuevo presidente de la República para los próximos siete años. Todo indica que el elegido para suceder a Giorgio Napolitano, cuyo mandato termina el 15 de mayo, será el democristiano Franco Marini, de 80 años, exsindicalista y expresidente del Senado, miembro del Partido Democrático. Después de intensas negociaciones en los últimos días, los partidos mayoritarios se habrían puesto de acuerdo para votar a Marini.

El líder del Partido Democrático, Pier Luigi Bersani, ganador de las elecciones del 24-25 de febrero por una escasa mayoría, habría presentado a Silvio Berlusconi, en un coloquio telefónico, una lista con varios nombres de posibles candidatos a la presidencia de la República, entre ellos al exprimer ministro Giuliano Amato, además de Franco Marini. Al final, Bersani y el Cavaliere se pusieron de acuerdo en el nombre de Marini por entender que el expresidentes del Senado podría recibir un amplio consenso y ser elegido incluso en la primera votación, que comenzara a las diez de la mañana de hoy.

El centro liderado por el primer ministro dimisionario, Mario Monti, también apoyará a Franco Marini. En las primeras tres votaciones es necesaria la mayoría de dos tercios del Parlamento, pero a partir de la cuarta es suficiente con mayoría absoluta.

Renzi en contra

De todas formas, Franco Marini cuenta con la oposición de sectores muy significativos, hasta el punto de producir una especie de revuelta en el centro izquierda. Nichi Vendola, líder de SEL (Izquierda, Ecología y Libertad), que acudió en coalición con el PD a las elecciones, ha indicado su preferencia por el candidato del Movimiento 5 Estrellas, el jurista y exparlamentario Stefano Rodotá, de 80 años.

Con gran firmeza se ha opuesto también a Marini el alcalde de Florencia, Matteo Renzi, quien en días pasados puso el veto al exsindicalista, entre otras cosas por considerar que no había sido elegido en las últimas elecciones a las que se presentó como candidato para el Senado. Matteo Renzi, que en todas las encuestas aparece como el político más popular de Italia y se considera como un futuro primer ministro, ha anunciado que no votará a Marini. La corriente de Renzi dentro del Partido Democrático cuenta con medio centenar de parlamentarios. El alcalde de Florencia ha expresado así su disconformidad con Marini: “No me lo imagino al teléfono con Obama. Me parece el menos apto y lo quiero decir con claridad. Pero si es elegido pondré de inmediato su foto en mi despacho, porque tengo respeto por el presidente de la República”.