Un hombre desaparece tras abrirse un socavón de nueve metros en su dormitorio

Los bomberos aseguran que las posibilidades de que Jeff Bush siga con vida son muy reducidas

Actualizado:

Las autoridades de Florida buscan hoy a un hombre desaparecido en el interior de un enorme socavón, de unos nueve metros de profundidad, que se abrió anoche en el dormitorio de su casa y en el que lleva horas sepultado. El jefe del departamento de bomberos del condado de Hillsborough, Ron Rogers, detalló hoy en una conferencia de prensa ante la vivienda afectada que las posibilidades de que Jeff Bush siga con vida son muy reducidas.

El socavón se abrió anoche, cuando el hombre estaba en el dormitorio de su vivienda en Brandon, a las afueras de Tampa (Florida). Su hermano, que también se encontraba en la casa, oyó un fuerte golpe y posteriormente escuchó los gritos de éste pidiéndole ayuda. Cuando llegó al dormitorio y encendió la luz sólo vio un enorme agujero en el suelo y parte del colchón de la cama de su hermano. Trató de escarbar entre los escombros hasta que llegó la Policía, que le obligó a salir porque el suelo de la vivienda era muy inestable y existía el riesgo de que el socavón siguiera agrandándose.

En declaraciones a los medios locales arremolinados en el exterior de la vivienda, Jeremy Bush relató este viernes todo lo sucedido en la casa, en la que había cinco personas en el momento del incidente, incluido un niño de dos años. «Dentro de mí sé que está muerto, pero quiero estar aquí con él. Era mi hermano», decía entre sollozos, rodeado de otros familiares.

No se detectaron señales de vida bajo los escombros

Rogers detalló que se había llevado el equipamiento necesario pero que no se habían detectado señales de vida bajo los escombros. Por el momento, es demasiado peligroso que los agentes de bomberos traten de escarbar, ya que el socavón sigue creciendo.

Bill Bracken, responsable de la compañía de ingeniería que está llevando a cabo los trabajos de emergencias, detalló que el socavón tiene entre seis y nueve metros de diámetro y unos nueve de profundidad. «Comenzó en el dormitorio aunque ha ido aumentando de tamaño y se está tragando toda la casa», explicó a los medios locales. Por ello, se han evacuado las viviendas de los alrededores.

«Dentro de mí sé que está muerto, pero quiero estar aquí con él», dice su hermano

Este tipo de socavones son relativamente habituales en Florida, debido al terreno de piedra caliza y otras rocas carbonatadas sobre el que se asienta, que se erosionan fácilmente con el agua subterránea creando agujeros que, en ocasiones, provocan el derrumbe de lo que tienen encima al nivel de la superficie. Así lo explicó hoy el Departamento de Protección Medioambiental de Florida, que detalló que «estos sumideros se forman en terrenos kársticos principalmente por el colapso de sedimentos superficiales en los huecos subterráneos y cavidades en la roca caliza». «Las aguas subterráneas ligeramente ácidas disuelven lentamente la roca creando cavidades y cuevas en la piedra caliza durante muchos años. Así hasta que el techo de la cavidad ya no puede soportar el peso de los sedimentos superiores y la tierra se hunde sobre la cavidad», apuntó en un comunicado