La Marcha de Gálvez, (guerra de la Independencia americana) - Augusto Ferrer-Dalmau - Vídeo: Todo lo que no sabías de la influencia de España en Estados Unidos

Los vestigios olvidados del Imperio español en las banderas y escudos de EE.UU.

La herencia castellana en Norteamérica está más viva que nunca. La importancia que el Imperio tuvo en este territorio se puede apreciar en un gran número de banderas, escudos de armas, sellos o lemas de estados y ciudades estadounidenses

MadridActualizado:

El fuerte vínculo que España guarda con Estados Unidos tiene unas raíces históricas y culturales profundas. Estas se remontan a los primeros viajes que los descubridores hispanos hicieron a tierras norteamericanas en el siglo XVI.

Hitos tan importantes como la fundación de las primeras ciudades, entre las que destacan San Agustín de Florida en 1565 o Nuevo México en 1598, reflejan esos lazos comunes. Así como el descubrimiento del Gran Cañón y el asentamiento español en la Alta California en 1760, que llegó hasta las costas de Alaska y Canadá. Y, como no, el papel fundamental de los castellanos en la Guerra de la Independencia de la mano de Bernardo de Gálvez.

Fueron más de tres siglos de presencia española en territorio norteamericano, suficientes como para que su cultura se viera impregnada de manera evidente y significativa por la influencia ibérica. Unas referencias que perviven, a día de hoy, en algunos de sus símbolos. Desde escudos hasta banderas de muchos estados y ciudades.

La opinión pública, en términos generales, tiene poca conciencia de la estrecha conexión entre ambos países. Por ello, el grupo de divulgación Hispanic Council (con la colaboración de Juan Ignacio Güenechea) se ha propuesto explicar en su último trabajo algunos de los muchos ejemplos en los que se puede apreciar la clara herencia española en la simbología de EE.UU.

El estado de Arizona

Bandera del Estado de Arizona
Bandera del Estado de Arizona

Según fuentes oficiales del Estado, su bandera, aprobada en 1917, representa «la estrella de cobre de Arizona que se levanta de un campo azul frente a un sol poniente». Sin embargo, al analizarla con detalle, se aprecia el claro legado hispano.

La estrella representa la industria mienera del cobre de Arizona y el azul, en la mitad inferior, el río Colorado. Las trece barras simbolizan las colonias originales de Estados Unidos. Los colores de las mismas -rojo y dorado- se escogieron para recordar la presencia que tuvo España en la región, homenajear al conquistador Cabeza de Vaca y, sobre todo, recordar la expedición de Franscisco Vázquez de Coronado en 1540.

De Coronado emprendió, entre 1540 y 1542, una marcha que le llevó a conocer nuevos territorios aún desconocidos por los europeos, entre ellos Arizona. Este viaje, en realidad, partía en busca de las «siete ciudades de Cíbola», que suponían estar repletos de riqueza. No obstante, aunque no los encontraron, hallaron el Gran Cañón del Colorado.

Arkansas

Bandera del Estado de Arkansas
Bandera del Estado de Arkansas

La bandera de Arkansas muestra tres estrellas en la parte inferior de las letras. Éstas representan los países que tuvieron un control sobre el territorio. La Península Ibérica es una de las afortunadas, con motivo de la presencia hispana en el Estado.

Se podría decir que la historia de este Estado está unida a España desde sus inicios. El primer europeo que recorrió esas tierras fue Hernando de Soto (lugarteniente de Pizarro), en 1539. Años más tarde, y antes de llegar a convertirse en un Estado, Arkansas también formó parte de la Luisiana hispana tras la cesión del territorio de Francia a Carlos III en 1763, con motivo de la Guerra de los Siete años. Un dominio que duraría casi cuatro décadas, hasta 1803.

Los Ángeles

No solo los Estados cuentan con estas referencias hispanas. Sucede lo mismo con ciudades tan importantes como la de Los Ángeles, cuyo legado es muy llamativo, tanto en su simbología como en el propio nombre de la ciudad.

Escudo de la ciudad de Los Ángeles
Escudo de la ciudad de Los Ángeles

Los Ángeles fue fundada en 1781 por un militar español, Felipe de Neve, quien utilizó oficialmente el nombre de «El Pueblo de la Reina de los Ángeles». Perteneció a la Corona castellana hasta 1821, cuando México se independizó y California quedó bajo su control.

El sello de Los Ángeles está dividido en cuatro escudos distintos. Cada uno de ellos representa una etapa histórica distinta de la ciudad. En la parte superior izquierda se encuentra la bandera estadounidense, al lado el oso pardo de California. En la zona inferior el escudo de armas de México y el emblema de los reinos de Castilla y León por último.

Todos estos países han tenido una parte importante en su legado, pero ninguno tuvo tanta relevancia como la que ha tenido España, ya que cuenta con más símbolos en el estandarte de la ciudad. Los tres cultivos principales -aceitunas, uvas y naranjas- están rodeados por un rosario de 77 cuencas; todo ello, en alusión al papel de las misiones castellanas en territorio californiando, del que también formó parte Los Ángeles en 1842.

San Diego

Bandera y escudo de la ciudad de San Diego
Bandera y escudo de la ciudad de San Diego

Tanto la bandera como el sello de San Diego tienen una estrecha relación con España. A pesar de que el origen de la actual ciudad fue en 1769 gracias a la misión de Fray Junípero Serra, la presencia hispana en el territorio se remonta más allá de su fundación. Fue en 1542 cuando llegó el primer barco europeo a la costa oeste del actual EE.UU., el cual estaba comandado por un español, Juan Rodríguez Cabrillo.

El dorado y el rojo de la bandera se eligieron en honor a España, el país que había fundado la actual ciudad. Pero no solo eso, pues también aparece escrito el año en que el explorador entró por primera vez en la Bahía de San Diego y reclamó el área para la Corona de Castilla, en 1542.

Su sello también alude al legado hispano a través de diferentes elementos: la carabela, que representa la exploración de la región; la campana, en referencia a los padres fundadores de la misión y, finalmente, las columnas de Hércules, las cuales recuerdan a la antigua jurisdicción territorial de España.

San Agustín

Escudo de armas de la ciudad de San Agustín
Escudo de armas de la ciudad de San Agustín

Puede que ninguna ciudad muestre tan bien la inconfundible herencia española como lo hace San Agustín (fundada por Pedro Menéndez de Avilés en 1565), cuyos símbolos son más que evidentes.

Lo más significativo es su escudo de armas, el cual presenta una corona simbolizando la monarquía. A su vez, cuenta con una flor de lis que representa a los Borbones, quienes entregaron el escudo a la ciudad. Y como no podía ser de otra manera, los reinos de Castilla y León también están representados. También se aprecia una referencia a la importancia militar que tenía San Agustín. Esta se consigue mediante un brazo que sostiene una espada de plata.

En 2015 se cumplieron tres siglos desde que Felipe V concedió a la ciudad el escudo de armas por su fiel y valiente servicio a la Corona española. Sin embargo, no hay constancia de que dicha donación se hiciera en realidad; por lo que, en 1991, el Rey Juan Carlos volvió a presentar a San Agustín la insignia oficial.