Cuando el bebé deseado no llega, el malestar y el estrés comienzan a apoderarse de la relación
Cuando el bebé deseado no llega, el malestar y el estrés comienzan a apoderarse de la relación
Parejas

El sexo ante un diagnóstico de infertilidad

Siete consejos profesionales para disociar el placer de la fertilidad

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando las relaciones sexuales, antes vinculadas al erotismo y al deseo, se asocian ahora a la búsqueda del bebé que no llega, el malestar y el estrés comienzan a apoderarse de la relación. La pasión se convierte en muchos casos en obligación y muchas parejas se ven incapaces de hacer frente a la nueva realidad.

La inquietud —según apunta la psicóloga Pilar Conde de Clínicas Origen—, se agrava cuando los problemas sexuales no sólo son consecuencia, sino también origen del problema, independientemente de su carácter orgánico y/o psicológico, de origen conyugal o atribuibles a uno de los miembros de la pareja. «Una educación sexual inadecuada o la falta de deseo pueden ser la causa del problema, pero también el coito doloroso o la impotencia masculina, disfunciones orgánicas que, ante la aparición de un diagnóstico, pueden incrementarse».

Cuando la causa de la infertilidad tiene otro origen, ellas lo llevan peor que ellos, «sobre todo en casos como el de obstrucción de las trompas de Falopio, asociada a la clamidia, enfermedad de transmisión sexual. Los sentimientos de culpa aumentan en el caso de insuficiencia ovárica prematura, relacionada con la vejez y a la menopausia precoz. Este último diagnóstico es devastador para muchas mujeres y no es raro que produzca inhibición absoluta del deseo sexual. A los varones puede llegar a afectarles en su autoestima cuando el problema de infertilidad está relacionado con la calidad del semen».

Por estos y otros motivos, esta experta recomienda que ambos estén acompañados durante el proceso por expertos de apoyo y terapia psicológica, que les ayuden a «mantener espacios de sexualidad independientes de la procreación. Con ese objetivo se trabaja, puesto que una sexualidad sana es una de las claves del éxito en todo el proceso».

La directora Médica de EVA, Fulvia Mancini, reconoce que «le sabe mal» preguntar a los pacientes por estos aspectos, ya que les incomodan, «pero es necesario hacerlo porque la frecuencia y otras claves de las relaciones sexuales orientan el diagnóstico y el tratamiento».

Para la ginecóloga, el respeto, la confianza mutua y, sobre todo el diálogo, son claves para recuperar el deseo. A veces, asegura, «se trata más de falta de diálogo que de falta de deseo».

Una buena disposición, apoyada en las siguientes siete premisas, ayudará a la pareja —según las expertas—, no sólo en su relación, sino que favorecerá las ocasiones, y, por lo tanto, las posibilidades de que llegue el bebé deseado.

1. El sexo placentero es el objetivo. Hay que buscarlo sin pensar en la concepción, con tiempo y ganas de divertirse.

2. La escucha activa también ocupa un lugar importante: qué quiere mi pareja, que le gusta. Voy a tratar de empatizar con ella, en todas las áreas, también la íntima.

3. El calendario es una herramienta de ayuda. Hay que procurar no sentirse culpable si los días que ha señalado el doctor no ha sido posible hacerlo.

4. El aspecto físico es importante. Hay que cuidarse y también regalar el oído al otro, decirle lo que le gusta escuchar.

5. Los días sin sexo por obligación médica pueden ser sustituidos por otro tipo de sexo, caricias y masajes.

6. Cuando haya sexo es bueno crear una atmósfera favorecedora, romántica o sexy.

7. Introducir variaciones siempre ayuda. Es bueno cambiar las rutinas.

Y, por último, como dice la doctora Mancini a sus pacientes, hay que dejar la preocupación en la consulta médica. La búsqueda del bebé pasa a ser, en los tratamientos de reproducción asistida, una cuestión suya; el placer, de ellos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia