Estas son las claves del éxito en reproducción asistida

Consejos para superar la ansiedad, el estrés y la frustración asociados a este diagnóstico

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La infertilidad ya no es un tema tabú. Muy al contrario, se ha convertido en un problema social y sanitario de primer orden. Sin embargo, las abultadas estadísticas en relación a esta «epidemia del siglo XXI» no restan sufrimiento emocional a algunas personas que la padecen. Recibir la noticia de que no se puede tener un hijo puede acarrear una crisis vital para quienes llevan mucho soñando con ello, al verse frustrados los proyectos en relación a ser padres o formar un familia.

La reproducción asistida puede ser la solución al problema de la infertilidad. Tratamientos como la fecundación in vitro, la inseminación artificial y la preservación de la maternidad mediante la vitrificación de óvulos ayudan hoy a madres y padres en todo el mundo. Ahora bien, la manera de afrontar, primero, la infertilidad, y, segundo, el tratamiento, son fundamentales en el porcentaje de éxito. Por supuesto, también, en la felicidad personal.

Según un estudio de la Sociedad Española de Fertilidad, entre el 25% y el 65% de las mujeres y/o parejas que se someten a un tratamiento de reproducción asistida registran síntomas como ansiedad, depresión, estrés, baja autoestima o culpabilidad, entre otros. Por este motivo, el apoyo psicológico resulta clave a la hora de afrontar el proceso.

Los expertos de la Clínicas Eva han elaborado una lista de consejos que te ayudarán a gestionar el impacto emocional provocado por el problema, a centrarte en las posibles soluciones y a mantener una actitud positiva.

1. Acepta la situación. Para superar una dificultad, el primer paso es admitir su existencia, sabiendo, además, que es normal estar triste, tener confusión y frustración porque las cosas no han salido como esperábamos. Al reconocer el dolor de la pérdida de esa experiencia básica de la vida, la maternidad o paternidad, darás el primer paso para hacer frente a la situación.

2. Infórmate y resuelve tus dudas. Acércate a una clínica de reproducción asistida y solicita la información contrastada y rigurosa. Evita al «doctor google» y los foros, puesto que a veces los datos o comentarios no son ciertos y pueden elevar tu desasosiego. Los profesionales médicos te guiarán e informarán de las posibilidades de éxito con estos tratamientos.

3. Valora los posibles escenarios. Decide o decidid, si estás en pareja, hasta donde estás dispuesta a llegar teniendo en cuenta tu situación personal actual. La planificación y la organización resultan óptimas para no abandonar los tratamientos.

4. Busca apoyo psicológico y emocional. Los psicólogos expertos en reproducción asistida de las clínicas conocen los procesos de duelo y depresión por los que atraviesan los pacientes. Pide su consejo y ayuda. Por otro lado, la directora médica de la clínica, Fulvia Mancini, advierte de la importancia de estar rodeados de familiares y amigos si se recibe una mala noticia durante la llamada «betaespera» (el periodo desde que se comienza un tratamiento hasta que se conoce si es positivo el resultado). Por este motivo, la especialista considera las vacaciones como una época óptima para realizarse una técnica de reproducción asistida.

5. Fomenta una imagen corporal propia sana. Cuídate y quiérete. Es importante que te veas bien frente al espejo y te gustes. La alimentación sana, la vida activa y el deporte serán tus grandes aliados para vencer los nervios. Los doctores que lleven tu caso te explicarán qué actividades deportivas puedes o no realizar y si necesitas algún suplemento vitamínico.

6. Quiérete y sé positiva. Deja atrás cualquier sentimiento de culpabilidad y fomenta los aspectos de tu vida diaria que más te gusten: hobbies, actividades, salidas en pareja y con amigos... Un tratamiento de fertilidad no debe ser vivido como una enfermedad, sino como una nueva oportunidad. Afrontarlo con una sonrisa ayuda a mantener la esperanza.

7. Potencia la vida sexual de la pareja. La búsqueda de la concepción puede relegar el placer a un segundo lugar, explica la doctora Mancini. Por este motivo, la experta recomienda también practicar otro tipo de sexo como caricias y masajes, que fomentan la relación. El cambio de rutinas, añade, resulta útil y aporta sensualidad.

Y, finalmente, la ginecóloga recomienda siempre pedir ayuda, preguntar para clarificar dudas y evitar confusiones. La tranquilidad es la clave.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia