Familia

«Muchos padres quieren conciliar para estar con sus bebés, pero los adolescentes también nos necesitan»

Malena Martín explica cómo ha logrado trabajar y atender a sus hijos al mismo tiempo

Actualizado:

Malena Martín es licenciada en Matemáticas y profesora de Secundaria. Durante años ha dado clases en colegios, hasta que se quedó en paro al mismo tiempo que su marido. Ambos decidieron trasladarse desde Barcelona y probar mejor suerte en Valencia con sus hijos que, por aquel entonces tenían 11 y 13 años.

Malena reconoce que siempre ha querido estar muy cerca de sus hijos. «Durante dos años tuvimos la suerte de que mi marido trabajaba por las mañanas y yo por la tarde y educamos a nuestros hijos en casa, bajo la fórmula del «homescooling».

Decidió reforzar un blog que tenía de matemáticas ( aprendiendomatematicas.com) donde ofrecía nuevas fórmulas de aprendizaje de esta materia a partir de juegos muy didácticos.

«Fue una decisión muy acertada –confiesa– que me permite conciliar plenamente». Explica que la gran ventaja de su negocio online es que le permite ser dueña de su tiempo. «Tengo el control absoluto y puedo decidir en cada momento lo que tengo que hacer según lo necesite».

Su hija mayor juega al ajedrez y viaja mucho por España y el extranjero de competición en competición. «Gracias a mi trabajo puedo acompañarla en sus desplazamientos sin problemas. Mi hijo mayor va a la universidad», puntualiza.

Esta empresaria, que además de ofrecer cursos presenciales y a través de la web ha completado su negocio con una tienda online de material de enseñanza, explica que muchas madres y padres se preocupan de estar con sus hijos pequeños, «pero cuando son preadolescentes y adolescentes también necesitan mucho a sus progenitores porque si tienen un problema para ellos es un mundo y les urge resolverlo cuanto antes, y no varios días después porque los padres están fuera de casa trabajando o, cuando llegan, están muy cansados».

No obstante, señala que para que la conciliación laboral y familiar funcione correctamente «debe estar bien organizada porque, de lo contrario, el trabajo puede invadir todas las facetas de tu vida, incluso la familiar y conseguir un efecto contrario al buscado».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia