Cómo cambia la vida de las parejas españolas al convertirse en padres

Casi un 38 por ciento reconoce que ha empeorado su relación

MADRIDActualizado:

Describir la paternidad puede ser complejo: maravilloso, agotador o gratificante como ninguna otra experiencia. En lo que sí coinciden todos los padres es que la paternidad te cambia definitivamente la vida. Así lo confirma el último estudio elaborado por Sitly, plataforma internacional con presencia en nueve países y más de un millón de usuarios, que pone en contacto a familias con cuidadores infantiles.

El informe, realizado a nivel europeo, revela que España e Italia son los países en los que más estresados declaran sentirse los padres. Un 33% de los españoles asegura estar constantemente estresado desde que ha tenido hijos. Un 34% de los italianos afirma encontrarse en la misma situación.

Por el contrario, en los países del norte de Europa, estos porcentajes descienden considerablemente. Así en Noruega, con uno de los índices de natalidad más altos, sólo un 11% de los padres afirma estar estresado. Le siguen Finlandia con un 22% de progenitores que aseguran sentir más estrés desde que tienen hijos y Dinamarca con un 28%.

«El apoyo económico y social que se presta a las familias en los países nórdicos, donde las medidas para conciliar vida laboral y familiar son una apuesta clara, vendría a explicar esta diferencia», explica Patricia Adam, responsable de comunicación de Sitly.

Reducción de jornada laboral, sí o no

Tras la llegada de un hijo, las parejas aseguran contar con menos tiempo para sí mismos, los horarios giran básicamente en torno a los de los niños. En la mayoría de los casos, compatibilizar los horarios de una guardería o colegio con las largas jornadas laborales de algunos padres resulta casi misión imposible. Si no se cuenta con la ayuda de un familiar, un canguro o una niñera, la única vía para muchas familias es la reducción de jornada laboral para el padre o la madre.

Esta dificultad para compatibilizar los horarios aumenta en los periodos vacacionales. Los padres se lamentan de la falta de coherencia entre el calendario escolar y las vacaciones de los progenitores. De hecho, según el estudio sobre el año escolar de Eurydice, Red europea de información sobre Educación, los alumnos españoles tienen entre 10 y 11 semanas de vacaciones en verano, lo que nos coloca casi a la cabeza de Europa.

Un 52% de los padres españoles asegura haber pensado en reducir su jornada laboral en algún momento, por no encontrar una opción de cuidado infantil que se adaptara a sus necesidades. Y un 43% hubiera preferido pedir una excedencia, si hubiera tenido la posibilidad, para poder estar con sus hijos. Sin embargo, la mayoría de padres tiene claro que nunca renunciaría a su carrera profesional por tener hijos (un 65% de los encuestados).

Cambio de hábitos y priodidades

Pero tener hijos no sólo puede cambiar la vida de los padres en el terreno laboral, sino también en lo social. «Los padres encuestados se lamentan de la falta de tiempo y energía en general. Las salidas nocturnas son más escasas y dejan de ser espontáneas porque tienen que planearse con antelación. El principal motivo es que dejar a los niños al cuidado de un familiar o una niñera debe organizarse con cierto margen», explican desde la plataforma.

Así un 52% de los padres españoles asegura tener menos ganas de salir por la noche tras la llegada del primer hijo. Le siguen los holandeses con un 48%, los italianos y noruegos también se quejan de este aspecto, ambos con un 47%. Sorprende la respuesta de los padres finlandeses, casi ocho de cada diez afirma contar con menos ganas de salir los fines de semana desde que han tenido hijos.

Cambios en la relación de pareja

Todos los padres coinciden en que están mucho más cansados desde que tienen hijos y se lamentan de no poder dedicarle más tiempo a su pareja. Tener una cena romántica o encontrar oportunidades para la intimidad sexual es más complejo con niños en casa.

Afrontar las dificultades que plantea el reto de educar y ver crecer a un hijo no es tarea fácil para la mayoría de parejas. Así, un 37% de los padres españoles asegura que su relación ha empeorado tras tener hijos. Algunos progenitores confiesan incluso envidiar a otras parejas que no son padres, un 16% de los progenitores en el caso de España.

 

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia