Princesas en vaqueros
Mary de Dinamarca, Doña Letizia, Catalina de Cambridge y Mette-Marit de Noruega con distintos tipos de «jeans» - ABC

Princesas en vaqueros

Cuándo pueden llevarlos y cómo los lleva cada una

Actualizado:

Atrás quedaron los tiempos en los que las princesas eran delicadas damas de la corte, casi estatuas de sal, siempre envueltas en enaguas, cancanes y tules. Ahora se casan por amor, al margen de su condición social, tienen voz y voto... y llevan vaqueros. «En 2013 no nos debería sorprender que una princesa utilice vaqueros ya que todas las mujeres lo hacen en su día a día», opina Marina Fernández, directora de la Escuela Internacional de Protocolo en Barcelona, quien nos recuerda que su uso «está tan extendido, que combinado con una parte de arriba más vestida, es aceptable incluso en el ámbito laboral».

Pero, ¿en qué situaciones es aceptable que lo lleve una princesa? Echando un vistazo a las revistas del corazón nos daremos cuenta de que, como apunta esta experta, las contadas imágenes que se nos muestran de ellas con esta apariencia son «todas de su vida privada», luego es apropiado y pertinente en esos casos. Aunque hay excepciones, como la de la princesa Mary de Dinamarca, a la que pudimos ver en la final del Mundial de Balonmano en vaqueros con una chaqueta de ante marrón y una camiseta geométrica. Un ejemplo de cómo los «jeans», bien combinados, pueden formar parte de un look oficial.

Pero analicemos a cada una de las princesas reales:

Doña Letizia, casual y juvenil. La Princesa de Asturias «tiene que tener cuidado con el tipo de vaquero que elige ya que tiene las piernas extremadamente delgadas», advierte la experta en protocolo, que señala que la esposa de Don Felipe suele elegir vestir vaqueros solo en «ocasiones muy informales, en temporada de primavera-verano y combinados de manera muy casual y juvenil». Asimismo, explica que Doña Letizia suele combinarlos «con zapato plano, excepto cuando aparece con el Príncipe, que lleva altísimo tacón con plataforma».

Catalina, a la que más le favorecen. La duquesa de Cambridge «tiene una figura casi perfecta, herencia de años de deportes en el colegio y de un buen mantenimiento a base de pilates», observa Marina Fernández, que por ello explica que «se puede permitir llevar vaqueros ajustados». La directora de la Escuela Internacional de Protocolo en Barcelona recuerda que Kate se ha convertido en «icono de moda mundial», hasta el punto de que «todo lo que se pone se agota de inmediato en las tiendas».

Y, en lo que a «jeans» se refiere, la experta en protocolo señala que la princesa últimamente «se ha apuntado a la moda de los vaqueros de color de la pasada primavera, incluso para algún acto oficial», y recuerda la ocasión en que en el contexto de los JJOO de Londres, con sus vaqueros rojos de Zara, se cambió los tacones, se puso deportivas y salió a jugar al Hockey.

Victoria, Máxima y Matilde, más corpulentas. Las princesas de Suecia, Holanda y Bélgica, respectivamente, «son mujeres de figura grande, pero que también pueden lucir pantalón vaquero», asegura Fernández. Así, veremos imágenes muy contadas de ellas, siempre en escenas de su vida privada, con amigos, de compras, de paseo por la ciudad y con «jeans» amplios y cómodos.

Mette-Marit, de «sport». Aunque con sus cambios de talla la princesa noruega lo mismo elige un pantalón vaquero ajustado con botas altas por encima, que uno ancho que disimule su volumen, tiende a lucir un look sport incluso con zapatillas deportivas.

Mary de Dinamarca, con prendas formales. En el caso de la princesa danesa, los prefiere de pierna ancha y suele combinarlos con chaquetas, blusas y prendas que le aportan un look más formal. Además, su buena figura le permite usar vaqueros más ceñidos en la cadera, que realzan su feminidad.

Mary de Dinamarca en la final del Mundial de Balonmano, con vaqueros (EFE)
Mary de Dinamarca en la final del Mundial de Balonmano, con vaqueros (EFE)