Silvio Berlusconi, en una de las imágenes de la campaña de la Liga para la Defensa de los Animales
Silvio Berlusconi, en una de las imágenes de la campaña de la Liga para la Defensa de los Animales - ABC

Silvio Berlusconi, el defensor de los corderos

El exprimer ministro se adhiere a una campaña vegetariana e insta a los italianos a no consumir carne de este animal durante la Semana Santa

CORRESPONSAL EN ROMAActualizado:

A sus 80 años, Silvio Berlusconi no deja de sorprender a los italianos. Esta Semana Santa vuelve a estar en boca de todos tras protagonizar una imagen insólita en la que aparece dando el biberón, acariciando y besando a un cordero lechal. El exprimer ministro apoya así a la Liga Italiana para la Defensa de los Animales y del Ambiente, que ha lanzado estos días una campaña contra la tradición italiana de tomar carne de cordero o de cabrito en la comida del Domingo de Resurrección.

El exprimer ministro ha hecho suyo el lema de la citada asociación que promueve el respeto del derecho de los animales a la vida: «Defiende la vida, elige una Pascua vegetariana». El líder de Forza Italia, al que ya habíamos visto en compañía de Dudú, el caniche de su pareja, en esta ocasión ha adoptado cinco corderos que ahora corretean por el prado de su villa San Martino en Arcore (Milán). El más pequeño tiene apenas diez días, toma todavía el biberón y ha sido llamado Copo de nieve.

En un vídeo firmado por la Liga para la Defensa de los Animales, que preside la diputada Michela Brambilla (Forza Italia), Silvio Berlusconi aparece con su novia Francesca Pascale, de 31 años, y la propia Brambilla, dejándose llevar en efusiones de afecto hacia los corderos adoptados. «Salvad la vida de los corderos y cabritos, en particular en estos días de Pascua, como ha hecho el presidente Berlusconi», declara la diputada. El vídeo, con una duración de poco más de un minuto, está muy bien realizado y por supuesto, se ha convertido en viral.

Cabe destacar que el magnate Berlusconi, que lucha ahora por unir al centro derecha, no hace nada por casualidad. En un personaje de gran intuición para adivinar hacia dónde va el viento y que sabe vender como nadie un producto. Ahora se ha prestado a esta campaña porque ha comprobado que está creciendo el número de italianos que son vegetarianos y que defienden a los animales.

La Confcommercio (Confederación de comerciantes) ha señalado que para esta Pascua las reservas de cordero y cabrito se han reducido en un 30 por 100. La campaña de Berlusconi ha desatado la ira de carniceros y ganaderos. «Es increíble que, aunque sea un empresario, esté contribuyendo a perjudicar a la industria cárnica para tratar de hacerse con los votos de los amantes de los animales», ha asegurado Assocarni. El político está convencido de que su imagen en pose afectuosa con un cordero es un gesto que será apreciado por sus electores. Le sirve para iniciar la campaña electoral.