Rocío Jurado y Rocío Carrasco
Rocío Jurado y Rocío Carrasco - ABC

Rocío Carrasco, en la cuenta atrás de su homenaje a «la más grande»

La hija de Rocío Jurado estrena un espectáculo creado por ella misma junto a Fidel Albiac

Pilar Vidal
MadridActualizado:

Empezó siendo un punto de partida a principios de 2018, pero tras una gira intensa y un éxito por toda la geografía española, llega el momento de «Qué no daría yo por ser Rocío Jurado», una obra creada por su hija Rocío Carrasco, su yerno Fidel Albiac y Pablo Carrasco. Una idea que han ido gestando función tras función, ya que han sido espectadores de excepción captando las sensaciones del público. La protagonista, Anabel Dueñas, ya dejó claro que no pretende imitar a «la más grande», pero los que la han visto ya han descubierto que de arte y dotes escénicas va sobrada. De haber sucedido ese cásting musical que gira en torno a la trama, ella hubiera sido la elegida.

Si en la precuela de este espectáculo la Jurado estaba presente a través de unos trajes -casi joyas- que su hija desempolvó para una ocasión tan especial, ahora va a ser la tecnología la que permita al espectador casi vibrar con ella en directo. A manera de resurrección digital. Hay cambios en el repertorio musical que va desde la copla al flamenco, repasando algunos de los grandes éxitos de la Jurado. Dos temas a destacar: «Inmenso», que le compuso especialmente el cantautor ítalo-venezolano Franco de Vita y que incluyó en su álbum «Como las alas al viento», publicado en 1993; y «Algo se me fue contigo», un tema que le costaba mucho cantar a Rocío porque iba a dedicado a su madre, pero que el público ha pedido en todas las actuaciones y finalmente la producción lo ha incluido en este nuevo espectáculo, con más carga emocional si cabe.

Ruta musical

El debut será el próximo viernes 13 de septiembre en el Teatro Zorrilla de Valladolid, coincidiendo con la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo y porque en su primera gira los vallisoletanos se volcaron. De ahí a Granada, Madrid y otras ciudades que trazaran la nueva ruta de este homenaje musical.

Precisamente esta semana Rocío recibía una buena noticia al conocerse el escrito del fiscal del Juzgado de Instrucción nº2 de Alcobendas (Madrid) en el procedimiento penal abierto contra su exmarido, Antonio David Flores, por un delito de insolvencia punible. El ex guardia civil fue condenado en 2005 a pasar una pensión de manutención de 559,83 euros al mes a Rocío por sus dos hijos. Este se declaró insolvente para no hacer frente a los pagos. En 2012 ya se le requirieron por vía judicial 35.872 euros más 10.000 de intereses y costas. Pero no cumplió con la Justicia. Por eso, ahora el fiscal, trece años después de la primera condena por manutención pide para él tres años de prisión, veinte meses de multa con una cuota diaria de 12 euros y la responsabilidad civil de indemnizar a Rocío con 58.876, 84 euros, más intereses.

Antonio David Flores
Antonio David Flores - UGI

Cuatro sociedades

En el escrito, el fiscal enumera las cuatro sociedades que utilizaba el ex guardia civil para sus intervenciones televisivas o exclusivas en las revistas de los miércoles. Emolumentos que ascienden a más de 300.000 euros. Por ejemplo, cobrando 14.000 euros por un «Deluxe» o 60.500 por la portada de una revista de miércoles. Una práctica que esta que escribe desveló hace dos años en «La Mañana» de TVE. La respuesta de Antonio David fue llamar a la dirección del programa amenazando con embargarme el sueldo. Pero como ahora ratifica el fiscal, no pudo demostrar lo contrario.

Y mientras, asimila esta embestida judicial, su nombre sigue sonando como uno de los concursantes de esta próxima edición de «GH Vip». Aunque quizás con este escrito se lo piense mejor, ya que esta vez no puede tirar de sociedad para cobrar. O sí, quien sabe.