GTRES

La reacción del hijo de Cristiano Ronaldo al conocer el pasado más humilde del futbolista

El futbolista nació en Madeira y años después, con 12, se trasladó a Lisboa para intentar labrarse un futuro en el mundo del fútbol

ABC
MadridActualizado:

No es ningún secreto que Cristiano Ronaldo no se prive de nada. El futbolista disfruta junto a su pareja,Georgina Rodríguez, y sus cuatro hijos, Crsitano Ronaldo Jr., Eva, Mateo y Alana Martina de los mayores lujos, tal y como demuestran continuamente a través de sus redes sociales. Las fiestas de cumpleaños más grandes, vacaciones de ensueño, coches carísimos... Pero la vida del astro no siempre estuvo «bañada en oro».

El futbolista de la Juventus desciende de unos orígenes muy humildes, aunque para conocerlos hay que trasladarse hasta Portugal. Es por ello que recientemente el deportista quiso enseñarle a su hijo mayor el lugar en el que se crió para ayudarle a valorar la suerte que tienen actualmente.

Aunque a los 12 años Cristiano se trasladó a Lisboa para intentar labrarse un futuro en el mundo del fútbol, nació en Madeira. Ahora cuenta en una entrevista para «TVI» que durante aquella época se alojó en una vivienda que ahora ha decidido visitar junto a su primogénito. «Me hacía ilusión que viera dónde crecí. Él ya conocía Madeira y la residencia Dom José de Marqués de Pombal. Subió conmigo y allí estaban las mismas personas que vivían por entonces. Me conmovió, si te soy sincero, porque no esperaba ver a las mismas personas, y eso me tocó un poco. Fui con Paixao -su amigo- y con Cristianinho y entramos a la habitación donde me hospedaba. Y mi hijo se volvió y me dijo 'papá. ¿Tu viviste aquí? Él no se lo podía creer», comienza relatando. El futbolista considera que debido al estilo de vida que llevan actualmente les cuesta valorar más las cosas.

Su hijo, que acaba de cumplir 9 años celebrándolo en un exclusivo resort griego, no pudo esconder la sorpresa al visitar el antiguo hogar de su padre. «Piensan que todo es fácil en esta vida. La calidad de vida, las casas, los coches, la ropa... piensan que todo eso cae del cielo. Eso es lo que trato de inculcar a mi hijo. Incluso cuando hago eventos solidarios o voy a escuelas (...). Intento transmitir que el talento no es suficiente. Es con trabajo y dedicación, con lo que creo que puedes conseguir todo lo que quieres ser», sentencia.