La princesa Mako y Kei Komuro durante la oficialización de su compromiso
La princesa Mako y Kei Komuro durante la oficialización de su compromiso

La princesa Mako de Japón retrasa su boda

Su enlace con Kei Komuro, que estaba previsto para el 4 de noviembre, se pospondrá hasta el año 2020

MadridActualizado:

La nieta mayor del emperador Akihito de Japón, la princesa Mako de Japón, ha pospuesto su boda con Kei Komuro (quien fue su compañero en la universidad), hasta 2020. El enlace estaba previsto para el 4 de noviembre de este año.

La princesa, según la Casa Imperial, «se ha dado cuenta de que no hay tiempo suficiente para los preparativos». Ella misma señaló que están de acuerdo en haberse «apresurado en varios aspectos». «Ahora queremos dedicar suficiente tiempo a pensar sobre el matrimonio y a prepararlo», añadió.

La pareja iba a celebrar una ceremonia tradicional a través del rito «Nosai no Gi» el 4 de marzo para hacer formal su compromiso (el equivalente a la pedida de mano al padre de la novia). Hace tres meses que fue anunciada la fecha fijada, en un principio, para la boda, poco después de que la princesa Mako y Kei Komuro llamasen la atención de los medios haciendo público su compromiso.

Se conocieron en 2012 en la Universidad Internacional de Tokio. Un año después, Komuro pidió matrimonio a la princesa y ella dijo que sí: «Me atrajo de él su sonrisa brillante como el sol», declaró Mako tras hacerse oficial el compromiso. «Ella cuida de mí con calma, como la luna», contestó él.

Pérdida de su estatus

Casarse con un plebeyo supondría para la nieta del emperador dejar atrás sus derechos como miembro de la familia iperial nipona, a causa de la ley que se aplica a las mujeres de la institución.

Los medios de comunicación nipones publicaron recientemente información sobre una supuesta disputa financiera entre la madre de Komuro y su expareja, según la agencia «Kyodo». Sin embargo, una portavoz de la Agencia negó que hubiera algún vínculo entre la decisión de posponer la boda y las publicaciones.

Según la princesa Mako, posponer el enlace servirá también para que la familia pueda atender algunas ceremonias cercanas. La abdicación del emperador Akihito, la más imporante de ellas, será a finales de abril de 2019.

El matrimonio de la princesa pone de nuevo sobre la mesa la necesidad de estudiar cambios en la normativa de la casa imperial nipona, que no se altera desde 1947. Según ella, las mujeres de la familia pierden su estatus de realeza al contraer matrimonio con un varón que no sea de sangre real.

Cuando la princesa Mako se case, la familia imperial al completo contará con 18 miembros, y los únicos que podrán acceder al trono serán 5 varones.