Harvey Weinstein, el pasado mes de julio
Harvey Weinstein, el pasado mes de julio - AFP

Una nueva acusación contra Harvey Weinstein

La modelo Emma Loman denuncia al productor de abuso sexual, además de otros presuntos delitos como agresión o detención ilegal

EFE
Actualizado:

Una nueva denuncia, presentada por la actriz y modelo Emma Loman en un juzgado federal de California (Estados Unidos), acusa al productor de cine Harvey Weinstein de tráfico sexual, según han informado varios medios locales.

Se trata de la segunda demanda en este sentido contra Weinstein, ya que la pasada semana un juez de la Corte Federal de Manhattan (EE.UU.) rechazó una moción presentada por el productor y permitió así continuar con el proceso judicial en el que la actriz Kadian Noble le acusa de tráfico sexual.

La denuncia presentada por Loman, que en su escrito asegura haber sido violada por Weinstein, señaló también al productor por otros presuntos delitos como agresión o detención ilegal. Según el texto de la demanda, Loman, una modelo que quería probar suerte en el mundo de la interpretación, conoció a Weinstein en 2004 durante la Mostra de Cine de Venecia.

Poco antes del Festival de Cannes de 2006, el productor contactó con Loman para invitarla al certamen y explorar ahí diferentes opciones profesionales para ella. La actriz entendió que era una gran oportunidad para ella puesto que Weinstein era uno de los hombres más poderosos de Hollywood.

Tras varias reuniones en Cannes, Weinstein invitó a Loman a su «oficina», que en realidad era la suite de su hotel. Siempre según el relato de Loman, al llegar a la habitación Weinstein dejó de lado el comportamiento profesional de sus encuentros anteriores y la violó.

Días después, Weinstein amenazó a Loman con no dejarla salir de su habitación si no prometía guardar silencio sobre lo sucedido. Al año siguiente, según la mujer, el productor adquirió una película en la que Loman había obtenido un papel solo para despedirla del filme.

La artista permaneció en silencio durante años por miedo a posibles represalias, pero la oleada de acusaciones de agresión sexual en contra de Weinstein, que han acabado con la carrera y reputación del productor, le animaron a llevar su caso ante los tribunales.