ABC

La niñera de Isabel Pantoja acusa a Julián Muñoz de acoso sexual

Dulce, la niñera más famosa de España, ha concedido una entrevista donde cuenta al detalle la «pesadilla» que vivió en la casa de la tonadillera

MadridActualizado:

Dulce Delapiedra, la niñera que durante años estuvo al lado de Isabel Pantoja y al frente de los cuidados de Kiko y Chabelita Pantoja en Cantora (Cádiz), propiedad de la tonadillera y su residencia habitual, ha acusado a Julián Muñoz, ex pareja de la cantante de haberla acosado sexualmente mientras el exalcalde de Marbella estaba en la finca. «Julián utilizaba el poder, el mando para que to cediera. Me pedía que yo subiera a su habitación. Nunca lo consiguió», revelaba en la entrevista que ha concedido a la revista 'Lecturas'.

Delapiedra, que acaba de salir del concurso de Telecinco Supervivientes ha dado una amplia exclusiva al medio citado, donde habla sin censuras sobre sus vicisitudes en Cantora, en un tiempo en el que asegura que estuvo como «encerrada». «Por el acoso que sufrí en Cantora aún estoy en tratamiento. Tendría que haber actuado. Por evitar el escánsalo me callé. Sufrí mucho», confiesa.

lecturas

Sobre Julián Muñoz además, asegura que aunque no pasó nada hubo muchos momentos de tensión entre ambos. «Le pedí respeto por Isabel Pantoja siempre que se acercaba», continúa diciendo la niñera, ya que en el momento del que habla la tonadillera salía con Julián Muñoz. Recordemos que el exalcalde de Marbella cumple actualmente el tercer grado de su condena de dos años de cárcel por por delitos de fraude y prevaricación cometidos en el entorno del caso Malaya.

Enfrentada a Agustín Pantoja

Lejos de quedarse ahí, la niñera señala al hermano de Isabel, Agustín Pantoja, como el supuesto «culpable» de todo lo que le pasa a la tonadillera ya que al aprecer es quien controla todo lo que le rodea. «Agustín no consiguió echarme de Cantora, me fui porque estaba enferma. No tenía el apoyo d enadie. Después de haberme entregado durante tantos años, no recibí lo mismo, me sentía muy mal y abandonada», dice. «Cuando tenía que ir al médico tenía que ir andando, arrastrándome de dolor hasta la carretera para esperar un taxi. Quise hablar con Isabel antes de irme pero ella no quiso. Estaba muy mal, marginada, enferma y sola».

«Isabel le dijo a su hija que si se iba de Cantora no le daría nada. El mayor apoyo para Isa fue la familia de Alberto. Yo también aporté para pañales y comida. Isa no quería que le diera nada, pero tenía 50 euros», admite confirmando la tensa relación que han mentenido. «En cierto modo Isabel está celosa de mí, pero sabe como soy. No he provoxado que su hija se fuera, yo no estaba».

Tras estas duras declaraciones Dulce ha tenido que enfrentarse antes de nada con Jorge Javier Vázquez, quien se mostró molesto con ella ya que durante el concurso la niñera estuvo complemente en silencio y como ausente para no soltar detalle alguno de su vida en Cantora. Sin embargo, tras su salida no ha dudado en abrirse al mundo con un suculento caché de por medio.