Marta Marzotto junto a su nieta Beatrice Borromeo
Marta Marzotto junto a su nieta Beatrice Borromeo - Archivo ABC

Muere Marta Marzotto, estilista, icono del estilo italiano

Última reina de los «salones» de sociedad, marcó la vida cultural del país. Casada con el conde Marzotto, tuvo otros dos grandes amores: el pintor Guttuso y el político Lucio Magri

MadridActualizado:

Era una leyenda viviente, una celebridad en ambientes del arte, la moda y la política. La estilista Marta Marzotto, ha muerto a los 85 años en la clínica La Madonnina de Milán, donde ingresó hace unas semanas. Calificada como «reina de los salones» de sociedad y musa inspiradora del pintor Guttuso, exmodelo, diseñadora de joyas, era un icono del estilo italiano y ha marcado la vida cultural del país. Su intensa vida, con procesos judiciales, escándalos, amores e infidelidades la han mantenido siempre presente en todas las crónicas mundanas.

Tuvo cinco hijos, un marido aristocrático –el conde Umberto Marzotto, del que conservó el apellido incluso después del divorcio- y dos grandes amores: Lucio Magri, político y escritor, uno de los principales fundadores del periódico de izquierdas «Il Manifesto», y el pintor Renato Guttuso, a quien le dedicó esta frase: «Eres mi miel, mi sangre, mi respiración, mi amor». Tuvo muchos admiradores, entre ellos el que fue presidente de la República, el socialista Sandro Pertini, y el exprimer ministro Bettino Craxi.

Nacida en Reggio Emilia, en 1931, con una infancia y adolescencia difícil, comenzó a trabajar muy joven de aprendiz de sastra. Gracias a su físico, fue también modelo. En el ambiente de la moda conoció al conde Umberto Marzotto, propietario junto a sus hermanos de una industria textil, un grupo que fue accionista de Valentino y lo es de Hugo Boss. Se casó con el conde en 1954, a los 23 años. De este matrimonio, que duró 15 años, nacieron cinco hijos.

Se ha ido en silencio, rodeada de su numerosa familia. «Ser abuela es mucho más divertido. A mis nietos –tenía nueve- les enseñó la libertad». Su nieta favorita, la periodista Beatrice Borromeo –«asesinaría por ella», confesó en una entrevista- casada con Pierre Casiraghi, el hijo pequeño de Carolina de Mónaco, dio la noticia de su muerte en Twitter: «Ciao nonita mia».