El Príncipe Carlos de Inglaterra
El Príncipe Carlos de Inglaterra - AFP

La mitad de los británicos no quieren al Príncipe Carlos como heredero al trono de Isabel II

La Casa Real británica se ha esforzado en acercar al pueblo al «eterno» heredero al Trono, cuyos índices de popularidad no resultan precisamente altos

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A partir de la celebración del 70 cumpleaños de Carlos de Inglaterra, la Casa Real británica se ha esforzado en acercar al pueblo al «eterno» heredero al Trono, cuyos índices de popularidad no resultan precisamente altos.

Esta semana se ha publicado un sondeo en el diario «The Independent», el cual afirma que casi la mitad de los británicos no desean que el Príncipe Carlos ejerza como Rey. Así pues un 46 % pide su abdicación en cuanto fallezca su madre, la Reina Isabel II, a favor de su hijo mayor, el Príncipe Guillermo.

El Príncipe Carlos junto a su madre la Reina Isabel
El Príncipe Carlos junto a su madre la Reina Isabel - Casa Real británica

Un jarro de agua fría tras la entrevista emitida por la BBC, en la que el Príncipe Carlos aseguraba que no será un monarca que se «entrometa» en asuntos que hasta ahora había defendido con vehemencia y después de que la popular revista «Country Life» publicara un número especial con él en la portada. Isabel II apenas ha mostrado sus sentimientos, ya sea en público como en privado. Por eso, su intervención en forma de discurso alabando a su primogénito fue uno de los momentos más esperados de una celebración en Buckingham Palace, que, además sirvió para recaudar fondos para la ONG que preside el Príncipe de Gales, la Prince’s Trust, que ayuda a más de 90.000 personas en peligro de exclusión social. Las felicitaciones se sucedieron durante toda la jornada, incluida la de la primera ministra Theresa May, quien, en pleno debate en el Parlamento por el acuerdo del Brexit, calificó a Carlos de Inglaterra como un «hombre de su tiempo».

Una publicidad que no ayudó demasiado a cambiar la opinión de los británicos que «apoyan con firmeza» una futura abdicación de Carlos, en especial el grupo de mayor edad que siente una especial aversión a que Camilla se convirtiera en su reina. El experto en la realeza Richard Fitzilliams no ha tardado en calificar este sondeo como una «pura travesura», publicada por un medio que defiende el republicanismo. « Tenemos una monarquía hereditaria, la línea de sucesión está fijada y de ningún modo va a saltarse una generación», ha asegurado.