Melanie Griffith (imagen de archivo)
Melanie Griffith (imagen de archivo) - AFP

Melanie Griffith: «Me sentía atrapada en mi matrimonio con Antonio Banderas»

La actriz estadounidense concede una entrevista en la que habla sobre sus tres fracasos matrimoniales

ABC.ES
MADRIDActualizado:

Melanie Griffith (59 años) ha roto su silencio y ha concedido una reveladora entrevista a la publicación «Porter» del mes de abril, en la que habla sin tapujos sobre su matrimonio con Antonio Banderas y el resto de hombres de su vida, además de sus problemas con el alcohol y su reciente paso por el quirófano.

En ella, la actriz estadounidense ganadora de un Globo de Oro ha confesado que sus tres fracasos matrimoniales -Don Johnson, Steven Bauerl y Antonio Banderas- la han dejado muy «tocada» y reticente en cuestiones amorosas. «Soy tímida con los hombres ahora. No he conocido a nadie en los casi dos años que llevamos divorciados», cuenta.

Se divorció del actor español en 2014, al parecer porque se sintió atrapada: «Parte de la razón por la que mi matrimonio terminó es porque personalmente me quedé atrapada. No dejaré que eso vuelva a suceder, quiero disfrutar de la vida, quiero poder hacer lo que quiera, pero nadie tuvo la culpa». Aun así, ambos aseguran que mantienen una excelente relación, en parte por la hija que comparten, Estella Banderas.

Antonio Banderas y Melanie Grifftith
Antonio Banderas y Melanie Grifftith- GTRES

La intérprete también habló de sus problemas con el alcohol que la llevaron a tener que ingresar en un centro de rehabilitación en 1988. «En ese momento, yo era una madre funcional, no era como una borracha tirada por los suelos. Hice cosas que no debería haber hecho, pero siempre estuve pendiente de mis hijos», asegura la estadounidense.

Obsesión con el envejecimiento

La actriz también habló sobre sus múltiples operaciones de cirugía plástica, tanto que ha sido muy criticada por ello. «No fui consciente hasta que la gente empezó a decir, pero Dios mío ¿qué se ha hecho? Tuve que ir a otro médico para deshacer muchas operaciones. Afortunadamente, parezco mucho más normal ahora», confiesa. Al parecer, según ha explicado está obsesionada con el proceso de envejecimiento.