Meghan Markle y el príncipe Harry reciben una carta amenazante con contenido racista

Gracias a que toda la correspondencia dirigida a la realeza es examinada por el equipo de seguridad antes de entregarlo se pudo interceptar antes de que llegase a sus receptores

MadridActualizado:

El pánico se apoderó del palacio de Kensignton cuando, el pasado 12 de febrero, una carta dirigida al Príncipe Harry y a Meghan Markle activó la alerta entre el equipo de seguridad de palacio. Al parecer el sobre, con contenido racista, incluía un polvo blanco muy parecido al ántrax, una enfermedad infecciosa diseminada en forma de esporas, según ha informado esta mañana el diario británico «Evening Standard».

Gracias a que toda la correspondencia dirigida a la realeza es examinada por el equipo de seguridad antes de entregarlo, se pudo interceptar los polvos antes de que llegasen a sus receptores, por lo que en ningún momento hubo riesgo de que Harry o Meghan estuviesen en contacto con esta sustancia venenosa. Tras unas horas de investigación, una brigada antiterrorista de la Policía Metropolitana de Londres aseguró que el polvo blanco era inofensivo.

Un representante del Servicio de Policía confirmó que «la sustancia fue probada y confirmada como no sospechosa. Los oficiales también están investigando una acusación de comunicaciones maliciosas que se relaciona con el mismo paquete». Según el «Evening Standard», una carta similar, que también contiene un polvo blanco inofensivo, llegó al Parlamento, dirigida a la ministra de interior, Amber Rudd. Se están realizando investigaciones para comprobar si las dos cartas fueron enviadas por el mismo autor o si están relacionadas entre sí.

Y, como señala el Standard, con la boda de Harry y Meghan a menos de tres meses, en la que se pasearán en carruaje por las calles de Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road y Long Walk, los temores a un posible altercado están a la orden del día.