Novak Djokovic
Novak Djokovic - GTRES

Marbella, el secreto de Novak Djokovic para preparar Wimbledon

El mejor tenista del mundo elige Marbella para descansar y entrenar cuando hace parón entre Roland Garros y la temporada de hierba

MarbellaActualizado:

Una foto en Celicioso, cafetería para celiacos en la exclusiva plaza de Puente Romano en la Milla de Oro de Marbella, anuncia que Novak Djokovic ha estado allí. No es casualidad, ya que «Nole» lleva una dieta libre de gluten y esta cadena es pionera en España en este tipo de alimentación. La imagen, sobre una de las paredes del local, es sólo una de las muestras del paso del tenista serbio por la ciudad. Cada vez que aterriza en la localidad suele dejar instantáneas con las personas que lo reconocen durante sus días de descanso. Suele mostrarse atento con los fans, no rehúye de las fotos cuando le reconocen y se muestra jovial a la hora de firmar autógrafos, sobre todo a los más jóvenes.

La redes sociales se llenan de fotos en la playa, la piscina, restaurantes o, simplemente, dando un paseo en familia. Una de las últimas fotos virales de Djokovic en Marbella la ha hecho Jelena Djokovic, su esposa, la semana pasada cuando subió una imagen del tenista jugando en las playas de Marbella junto a su hijo Stefan a Instagram. En los comentarios se especificaba que era una playa de Marbella y los seguidores de la pareja les daban la bienvenida a la ciudad y le mostraban numerosas muestras de cariño.

Marbella se está convirtiendo para Djokovic en una especie de talismán en medio del mes de junio, que es cuando suele recalar en la localidad. No es la primera vez. El año pasado ya estuvo tras acabar en Roland Garros. El tenista iba a entrenar a una pista privada de hierba en Sotogrande para preparar la temporada en esta superficie, que acabó con el segundo trofeo de Wimbledon consecutivo, tercero en su haber. El serbio, que es el primero en ganar los cuatro Grand Slam seguidos, ha vuelto a repetir este año el ritual y partirá de Marbella para jugar en la hierba del All England Club. Será desde la Costa del Sol desde donde intentará volver a asaltar la historia y ganar su tercer Wimbledon consecutivo –su quinto Grand Slam seguido– de la mano de Boris Becker, entrenador que le ha encumbrado. Una cita en la que no estará Rafael Nadal, ya que el español ha anunciado su ausencia debido a una lesión.

Novak sy su hijo Stefan Đoković
Novak sy su hijo Stefan Đoković- Instagram

Quizá porque quiere seguir escribiendo la historia no se esté armando el revuelo que se vivió en la pasada temporada, cuando se pudo ver a «Nole» haciendo carreras en canoa o en la playa con su mujer y amigos. Este año parece que la privacidad prevalece. Djokovic, que se acerca a la ciudad a descansar y entrenar, no es un foco de atracción, sino un tenista concentrado en lo que tiene por delante. Busca la preparación en una ciudad a la que le unen vínculos fraternales. Una de las razones por las que el tenista elige Marbella es porque es el lugar de residencia de su hermano, Marko Djokovic. A través de Marbella y de la figura de Pepe Imaz, director del Club de Tenis de Puente Romano, los hermanos Djokovic han encontrado la calma, sobre todo Marko que es el que más tiempo pasa en Marbella. Desde la Costa del Sol han hecho del lema «Amor y Paz» una filosofía de vida que el propio Novak dejó escrito en la puerta de los jugadores del Mutua Madrid Open.

Manolo Santana, al que ha visitado en su club de tenis cuando ha estado por Marbella, suele decir que «es una chico sencillo». El veterano tenista le tiene gran cariño a Novak Djokovic por la relación que han forjado, a través de los años, en los viajes que Santana hace a los torneos internacionales y los momentos que comparten en el Mutua Madrid Open, que dirige el ex tenista español. Pero su hermano y la amistad no es lo único que vincula al serbio con Marbella. Su nombre está muy unido al Club de Tenis Puente Romano.

La Fundación Novak Djokovic tiene una escuela de tenis en el hotel. Los fines de semana se suelen ver niños con camisetas con los distintivos de las escuelas del tenista pasar por Puente Romano camino del selecto club de tenis. Un lugar que no es la primera vez que se une a la figura de un gran jugador internacional. Hay que recordar que la dirección de este club fue lo que llevó a Manolo Santana hasta Marbella hace más de 30 años. El ex jugador madrileño aterrizó tras la marcha de otro de los grandes mitos del tenis mundial, el sueco Björn Borg, quien abandonó Marbella porque «no se entendía con los españoles».

Novak Djokovic
Novak Djokovic- ABC