Kate Winslet, luciendo tipo en la alfombra roja de Venecia - AP

Peligro de curvas en la Mostra

Kate Winslet y Monica Bellucci dan cuerpo a la alfombra roja

MADRID Actualizado:

Pertenecer al «star system» no es tarea fácil. No solo hay que triunfar en lo profesional sino que además, las actrices de Hollywood se enfrentan diariamente a la crítica y las miradas del público, medios de comunicación y sus propios compañeros de profesión. Por ello, muchas estrellas se ven arrastradas por su éxito y presionadas para estar cada vez más delgadas, más guapas, más altas, más jóvenes y más «perfectas», perdiendo muchas veces la perspectiva.

De ahí que se agradezca ver a mujeres bellas, reales y divinas sobre la alfombra roja. El punto curvilíneo de la recién estrenada Mostra de Venecia lo han puesto Kate Winslet y Monica Bellucci, dos iconos de belleza a nivel mundial que no se pelean (demasiado) con la báscula.

Esta tarde, Kate Winslet ha protagonizado una llegada de infarto a la alfombra roja, súper sexy gracias a Stella McCartney Otoño-Invierno 2011/2012. Enfundada en un ajustadísimo vestido blanco y negro que jugaba ópticamente a acentuar sus curvas, la actriz aparecía satisfecha y sonriente para la proyección de la serie «Mildred Pierce» (que según ha dicho es el trabajo «más desafiante» que ha realizado desde «Titanic»).

Por su parte, Monica Bellucci ha llegado ya a la ciudad de los canales, donde presentará su última película «Un Été Brulant». A estas horas no ha recorrido aún la alfobra roja, pero sí ha posado junto al actor francés Louis Garrel en el «photocall» de la cinta. Con un traje de pantalón y americaba negro, y una sencilla camiseta de algodón blanca, la actriz italiana ha vuelto a demostrar que, se ponga lo que se ponga, el efecto siempre es voluptuoso y femenino. Habrá que esperar a verle en la alfombra roja para ver con qué deslumbra.