Isabel Preysler, en la fiesta de Rabat en el hotel Bless de Madrid
Isabel Preysler, en la fiesta de Rabat en el hotel Bless de Madrid - BELÉN DÍAZ

Isabel Preysler, una abuela exultante de fiesta en Madrid: «Los niños rejuvenecen»

La socialité fue la gran protagonista de una velada organizada por la joyería Rabat

MADRIDActualizado:

Un reciente estudio sobre envejecimiento planteaba si existe una relación entre la edad subjetiva de las personas y el hecho de convertirse en abuelos. Y los resultados arrojaron un firme sí. Los que estaban en contacto directo con sus nietos recuperaban una sensación de juventud que ahora está experimentando Isabel Preysler (68) tras el nacimiento de Miguel, el primer retoño de su hija Ana Boyer junto a Fernando Verdasco. Eso sí, a ella sus nietos no la llaman abuela, sino lala. La «socialité» desató la locura el pasado miércoles a su llegada al recién inaugurado hotel Bless de la calle Velázquez, donde Rabat organizó una fiesta para presentar su nueva colección de joyas inspirada en la década de los 70. Se confundió de puerta a la hora de acceder a la sala donde estaba organizado el photocall y donde la aguardaba un remolino de periodistas que amenizaban la espera con champán y ostras. Lluvia de flashes y comienza la guerra por el titular. Los organizadores piden espacio para Isabel, hay que dar dos pasos atrás. «Un día hasta nos pondrán concertinas para hacer las preguntas», bromeaba un reportero. Pero si hay alguien que sabe lidiar con la prensa es ella. Elegante, con una sonrisa eterna y contestando pausadamente a todo porque para ella no hay preguntas impertinentes. «Miguel es riquísimo, monísimo. Estamos todos encantados. Da un aire de felicidad a la casa... Es que un niño da mucha alegría. Los niños rejuvenecen», declaraba Preysler, encantada con que Ana y su quinto nieto se hayan instalado en su casa de Puerta de Hierro.

Por supuesto no faltaron las preguntas sobre el nuevo novio de su hija Tamara Falcó. «Iván es un chico estupendo, pero hay que esperar porque acaban de empezar su relación. Tiene mucha seguridad y es inteligente. Veo a mi hija enamorada, está flotando». Y la pregunta del millón. ¿Quién se casará antes? ¿Ella con Mario Vargas Llosa o Tamara? «Pues si sale bien, creo que será la de mi hija».

Sara y Ana Verdasco
Sara y Ana Verdasco - BELÉN DÍAZ

Igual de ilusionadas con el nacimiento de Miguel Verdasco, se mostraron las hermanas del tenista. A Sara Verdasco lo que más le ha sorprendido es ver a Fernando en el rol de padre. «Está irreconocible, todo el rato pendiente, le quiere dar biberones, le quiere cambiar...». Menos segura estaba sobre el parecido físico del pequeño. «Yo el primer día le vi igual que mi hermano, pero ayer estuve con ellos y se me pareció más a Ana».

Fran Rivera y Lourdes Montes
Fran Rivera y Lourdes Montes - BELÉN DÍAZ

Tras Isabel y las hermanas Verdasco, otros asiduos del photocall: Franciso Rivera y Lourdes Montes. El torero no escatimó en elogios a la hora de hablar de la faena de su hermano Kiko en «GH Dúo». «Está haciendo un concurso fantástico y la verdad que lo está bordando». También tuvo buenas palabras para su cuñada: «Irene ha sido un ángel que ha venido a verlo, la verdad es que lo adora». Menos gracia le hizo la pregunta sobre la posibilidad de que Isabel Pantoja pueda ir a «Supervivientes». «Estáis preguntando al menos indicado». Y ya cuando a Lourdes Montes le mentaron el nombre de su cuñada Eva González, el matrimonio huyó despavorido.

Jaime de Marichalar se resistió a pasar por el photocall. Llegó a la fiesta acompañado por su hija Victoria –un tanto incómoda con la presencia de la s cámaras–y agarrado a un paraguas toda la noche, ocupó una de las mesas del lobby del hotel. Algún osado periodista se acercó a él para proponerle una entrevista a lo que contestó con un rotundo «no».