Familia Real de los Países Bajos
Familia Real de los Países Bajos - AFP

Guillermo-Alejandro y Máxima, de mudanza

La Familia Real holandesa vuelve a crearpolémica con sus vacaciones en África

Actualizado:

La Familia Real holandesa se está preparando para la gran mudanza que llevan aplazando desde hace cinco años. En diciembre, está previsto que se trasladen a la residencia oficial del monarca reinante, Huis ten Bosch (literalmente La Casa del Bosque), en La Haya, y que abandonen el palacio de Eikenhorst, que han ocupado los últimos quince años.

Según cuentan los que han estado cerca de la pareja, el cambio lo harán con tristeza y nostalgia. Su nueva residencia ha estado siendo sometida a una gran renovación desde la abdicación de su madre y solo se han utilizado algunos salones en casos excepcionales durante el último lustro.

Pero antes de la mudanza, Guillermo-Alejandro y Máxima de los Países Bajos y sus tres hijas partirán este año de vacaciones a un destino diferente en África. Durante la sesión de fotos de verano que precede todos los años a esta escapada -que se pacta con los medios para que la Familia Real no sea acosada durante el resto de vacaciones-, la Reina explicó que las tres princesas debían hacer sus deberes antes de partir porque el lugar en el que estarán no tiene ni cobertura de internet.

Summer Photosession 2018 🌞 #maxima #queenmaxima #koningin #koninginmaxima #queen #nederland #thenetherlands #royalty #princess #alexia #amalia #ariane #prinses #koning #willemalexander #king #photosession

Una publicación compartida de Queen Máxima (@maximaqueen) el

Que el Rey y su familia se vayan de vacaciones a África no ha dejado de suscitar comentarios en el país. Hace once años, tuvieron que vender una mansión que habían adquirido en Mozambique ante la impopularidad que suscitaba esa decisión y los costes que el país debía gastar en seguridad.

A cambio, compraron una residencia en Grecia, que parecía un destino más adecuado para un soberano de un país de la Unión Europea. Aún siendo más barata, la residencia en Grecia costó cuatro millones y medio de euros. En 2016, los Reyes de Holanda volvieron de viaje a Mozambique, lo que provocó una nueva polémica, mientras que a Grecia apenas suelen ir en Semana Santa.