Leo Messi y Antonela Rocuzzo
Leo Messi y Antonela Rocuzzo

Estalla la guerra entre las WAGS argentinas

La mujer del portero Sergio Romero carga contra Antonela Roccuzzo y la señala como motivo de que su marido no haya sido convocado en Rusia

BARCELONAActualizado:

La selección albiceleste se estrenó ayer en Rusia en el primer Mundial que disputa tras quedar finalista en el campeonato de 2014 que dio como ganador a Alemania. Son muchas las expectativas que hay puestas en Argentina. Pero la emoción futbolística del país andino viene envuelta en varios escándalos que persiguen a la plantilla.

La primera de las polémicas en relación al equipo albiceleste involucró nada menos que a la esposa de Leo Messi. Dentro del universo de las WAGS del Barcelona, Antonela Roccuzzo tiene uno de los perfiles más bajos y la prensa internacional que sigue paso a paso su vida junto al as del fútbol jamás ha escuchado su voz. Sin embargo, tras la salida acelerada del portero Sergio Romero del equipo elegido para defender a la albiceleste en Rusia, la prensa local apuntó enseguida a la mujer de «La Pulga» como principal culpable. La razón: la polémica relación de Antonela con la esposa del compañero de su marido.

Si bien la decisión de Jorge Sampaoli se debió a una lesión del portero, días más tarde de conocerse la noticia su mujer, Eliana Guercio, dio a entender en las redes sociales que el seleccionador utilizó el parte médico como excusa para dejar a su marido fuera del Mundial. Son muchos los periodistas deportivos argentinos que consideran que, debido la dependencia del seleccionado nacional de la figura de Messi, el culé tiene un gran poder de decisión sobre qué jugadores quedan dentro y fuera del equipo. Y la opinión de Roccuzzo como consejera no es algo secundario.

Tras la noticia de que Romero no estaría en el plantel que viajó a Rusia, las redes sociales agitaban la tensa relación entre su mujer y la de Messi. A través de Instagram, Guercio había disparado directamente contra la rosarina, acusándola de la expulsión de su marido. «Chau Roccuzzo, si para vos primero es la plata –dinero– y después la amistad. No me van a callar con plata ni con amenazas», decía el mensaje. Y añadía: «La mujer de LM maneja todo, decide a quién sacar y a quién poner. Hay gente que de verdad siente la camiseta y hace todo para llegar al Mundial y viene una cornuda a inventar una lesión». Más tarde, la esposa de Romero aseguró que el mensaje había salido de una cuenta falsa, pero el daño en la relación ya estaba hecho.

Presuntos abusos sexuales

El enfrentamiento de las WAGS no es el único escándalo que ha circulado alrededor de la selección argentina estos días. El técnico Jorge Sampaoli ha sido acusado de abusar sexualmente de una cocinera en la localidad bonaerense de Ezeiza. La denuncia, que está basada en tres audios de Whatsapp, se extiende también a los directivos de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) que, supuestamente, habrían intentado silenciar el tema con dinero. La policía argentina investiga el caso.

Como si esto no fuera suficiente revuelo para la selección andina, a comienzos de esta semana se filtraron en la web unos polémicos audios que involucran a dos de sus jugadores. En ellos el cantante Luciano Giugno, conocido en su país como «El Tirri», promete a Sergio «Kun» Agüero –exyerno de Diego Armando Maradona– que en Argentina «le esperan cosas lindas». A continuación, se oye la voz de Messi pidiendo: «No me dejen afuera, yo quiero estar ahí también». Según los medios argentinos, la difusión de este mensaje habría molestado tanto a Roccuzzo que, posteriormente, habría decidido reemplazar la foto de WhatsApp con su marido, por una de ella con sus hijos.

El delantero Paulo Dybala tampoco escapó a los escándalos que surgieron esta semana. En conversación con la revista italiana «Chi», su exnovia Antonella Cavalieri lo acusó de haber cometido numerosas infidelidades durante la relación.

Los ánimos andan caldeados fuera del terreno de juego y el resultado de ayer con un empate ante Islandia no ayuda.