Julián Contreras, en una imagen de 2015 y a la derecha, una reciente
Julián Contreras, en una imagen de 2015 y a la derecha, una reciente - GTRES/INSTAGRAM

El antes y el después de Julián Contreras

El hijo de la fallecida Carmina Ordoñez parece un hombre renovado

MADRIDActualizado:

Julián Contreras ha dejado a todos sus fans boquiabiertos con su última publicación en Instagram. El hijo de Carmina Ordoñez y Julián contreras no deja de sorprender con su reciente cambio físico. El duro entrenamiento al que se ha sometido en el último año parace que ha dado sus frutos, a juzgar por la imagen que ha subido luciendo abdominales. «Cuando el tiempo acompaña, todo se hace con otra energía... Escribir, deporte, vivir ¡en definitiva! Retroceder nunca, rendirse jamás», escribe.

Pese a su espectacular cambio físico, Contreras continúa soltero y eso que candidatas no le faltan. Sus fans en redes sociales siguen cayendo a sus pies con cada publicación que realiza, consiguiendo miles de likes.

Cuando el tiempo acompaña, todo se hace con otra energía... Escribir, deporte, vivir ¡en definitiva! Retroceder nunca, rendirse jamás 👍🏻#fighter #writer #coach #sunnyday #fitness #te #vidasana #vivir #maroemanagement #picoftheday

Una publicación compartida de Julián Contreras Jr. (@j_contrerasjr) el

El hijo de la fallecida Ordoñez está muy centrado en su trabajo. Está grabando un programa de televisión en el que da su punto de vista y experiencia sobre «apps» para ligar, participa en «Que tiempo tan feliz», espacio de María Teresa Campos, y por si fuera poco está escribiendo otro libro.

«Durante estos meses me he encontrado. Me gusta lo que he encontrado, estoy en un momento muy bueno, muy positivo, muy centrado en el desarrollo personal, proyectos distintos y enriquecedores y con muchas ganas de galopar», explica. «Yo ya no sé cuantas veces he tocado fondo, no sé si esta vez toqué el de verdad. Hay muchos fondos, uno tiene capacidad de sufrimiento y la investiga pero al final entiendes que todas las cosas que vives no pueden ser para nada. Tienes que darles una utilidad para ti y para los demás, se sufre para algo», añade, consciente de todo lo que ha pasado.

Parece un hombre renovado y que la vida no le puede sonreír más. Lo único que le queda por conseguir es la reconciliación con sus hermanos, Fran y Cayetano Rivera. Una relación que por el momento sigue estancada. Aun así, el empresario no ha perdido la ilusión por arreglar las cosas con su familia y ha reconocido que, aunque no va a dar el primer paso, la puerta está abierta. «Eso no depende de mí exclusivamente, yo no soy artífice ni soy el hombre de paz. Yo no estoy en guerra con nadie, ya tampoco estoy en guerra conmigo mismo que era una de las que tenía y la vida es muy caprichosa y ya se verá, yo no estoy en contra de nada», aseguraba recientemente.