La novia vistió un diseño de Maison Valentino
La novia vistió un diseño de Maison Valentino - instagram

Nicky Hilton y James Rothschild una boda multimillonaria

El coche nupcial pisó el velo de la novia cuando ésta se disponía a darle el «sí, quiero» al banquero

Actualizado:

El que fuera en su día el invernadero de la reina Ana de Inglaterra, pensado para que las naranjas aguantaran el frío invierno de Londres, fue testigo ayer de la unión de dos de las familias más acaudaladas del planeta. Con un vestido diseñado por Maison Valentino, ayer Nicky Hilton se daba el «sí, quiero» con James Rothschild. Un enlace beneficioso a partes iguales al tratarse de la heredera del imperio hotelero y el hijo de la estirpe de banqueros más poderosa del mundo. La ceremonia y el banquete posterior se celebraron en «The Orangery», un palacete de amplios ventanales del siglo XVIII enclavado en los terrenos del Palacio de Kensington, donde tienen su residencia oficial Guillermo y Catalina de Cambridge.

El jueves, la pareja organizó una fiesta pre-boda en la Spencer House de Londres, a donde asistieron otros herederos de la lista «Forbes» y protagonistas del papel cuché como la hija del expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton y Hillary Clinton, Chelsea Clinton y su marido, Marc Mezvinsky. El Príncipe Pablo de Grecia acudió con su mujer Marie Chantal. La hermanísima Paris Hilton llegó del brazo de su novio, el multimillonario Thomas Gross. No se perdieron el enlace Petra Ecclestone y su marido, James Stunt, en cuya boda se conocieron hace cuatro años Nicky y James. Como anécdota, el coche nupcial pisó el velo de la novia cuando ésta salía del hotel Claridge’s dispuesta a casarse con el que espera que sea el amor de su vida. Pues ya creía que lo sería Todd Andrew Meiser, con el que se casó en secreto en Las Vegas hace diez años y del que se separó a los tres meses.