Carlota de Cambridge junto a su hermano mayor, el príncipe Jorge
Carlota de Cambridge junto a su hermano mayor, el príncipe Jorge - afp

El bautizo de Carlota de Cambridge estará lleno de tradiciones

Una "celebración rural" en la que Mario Testino será el fotógrafo

Actualizado:

La pequeña Carlota de Cambridge es noticia a nivel internacional. Su bautizo se celebrará el próximo domingo 5 de julio, oficiado por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby. Ya está todo listo para el gran día: lugar, fecha, invitados, fotógrafo... No han sido elecciones al azar, sino que cada uno de los detalles para esta ceremonia tiene un significado detrás.

Tendrá lugar en la iglesia St. Mary Magdalen de Sandringham, elección de los Duques de Cambridge, Catalina y Guillermo, como homenaje a la princesa Diana, que también fue bautizada en esta iglesia en agosto de 1961. Además será recordada a través de la elección del fotógrafo, Mario Testino, cuya carrera profesional recibió un fuerte impulso tras fotografiar a Diana de Gales para Vanity Fair.

La iglesia se encuentra en el condado de Norfolk, lejos del centro de Londres. Por ello, en comparación con el bautizo de su hermano, se habla de un "bautizo rural", ya que el del príncipe Jorge se celebró en la capital.

Entre todos los invitados, asistirá la Familia Real británica, aunque se echará en falta al príncipe Enrique, que no podrá asistir ya que se encuentra en África trabajando en un proyecto. La niñera del príncipe Jorge, María Teresa Turrion Borrello, acompañará a la familia en la celebración. Otra de las novedades es que, además de todos los invitados oficiales, los Duques de Cambridge han pedido que haya un recinto abierto al público para que todo el que quiera pueda presenciar este acontecimiento.

Carlota es la protagonista. Además, lucirá el mismo traje que utilizó su hermano en su propio bautizo en 2013. Un vestido que es réplica del que han utilizado muchos de los bebés de la Familia Real desde 1841. Otra tradición que se repite, al igual que en el bautizo de su hermano, es el lanzamiento de varias monedas conmemorativas de cinco libras, con un diseño especial para la ocasión.

El único detalle que aún no se ha revelado de la celebración es quienes serán los padrinos de la pequeña. Las especulaciones están en la opinión pública y seguirán hasta que se conozcan los nombres, algo que se hará público muy pronto.