El príncipe Enrique, hijo del Príncipe Carlos, durante un ejercicio militar en algún lugar del Reino Unido en noviembre de 2005
El príncipe Enrique, hijo del Príncipe Carlos, durante un ejercicio militar en algún lugar del Reino Unido en noviembre de 2005 - efe

«News of the World» pagó 2.000 euros a un soldado que filtró el despliegue del príncipe Enrique en Irak

Así lo ha reconocido el periodista en el juicio que se ha iniciado en Londres para esclarecer el tema. El periodista ha justificado la acción por el interés sobre cómo el príncipe se integraría en el frente de Irak o si se «convertiría en un objetivo».

Actualizado:

Ryan Sabey, un periodista del semanario «News of the World», ha reconocido que pagó 1.500 libras (unos 2.000 euros) al soldado británico Paul Brunt para obtener información sobre el envío del príncipe Enrique de Inglaterraa la guerra de Irak.

Según informa «The Guardian», Sabey ha detallado cómo editores del semanario autorizaron esos pagos. «Él quería ser pagado en efectivo, así que hablé con los editores y me aseguraron que no había problema», ha afirmado. Además, Brunt ya había recibido 5.000 libras (unos 6.700 euros) por filtrar unas fotografías de un soldado vestido como un miembro del Ku Klux Klan con emblemas nazi.

Así lo ha reconocido el periodista en el juicio que se ha iniciado en Londres para esclarecer el tema. Sabey ha declarado que Brunt, su contacto en el Ejército, recibió al menos dos pagos por conocer detalles sobre el envío del príncipe al frente.

«Convertirse en objetivo»

«La historia era el entrenamiento militar de Enrique, un paso más en su posible envío a Irak. Era un "tick" en la lista para poder ir al frente», ha matizado el reportero. «Era extremadamente importante, una noticia sobre un miembro de la realeza yendo a la guerra», ha añadido, al tiempo que ha justificado la acción por el interés sobre cómo el príncipe se integraría en el frente en Irak o si se «convertiría en un objetivo».

El reportaje fue publicado en enero de 2007, basado en la filtración de Brunt de que el príncipe Enrique había comenzado el entrenamiento militar previo a ser desplegado. Por su parte, Brunt, que posteriormente participó en un programa de talentos musicales, decidió no prestar declaración en el juicio.

Brunt ha sido acusado de mala conducta en la función pública, mientras que Sabey ha sido acusado de ayudarle mediante el pago de las filtraciones que llevaron a la publicación de dichos reportajes.