Oscar Pistorius mira hacia atrás al llegar los padres de Reeva Stenkamp
Oscar Pistorius mira hacia atrás al llegar los padres de Reeva Stenkamp - EFE

Oscar Pistorius evita la pena por asesinato

El tribunal considera que el corredor actuó sin intención de matar por lo que se enfrenta a una condena por homicidio imprudente

Actualizado:

Óscar Pistorius llegó al Tribunal Superior de Pretoria con gesto serio y un trajo negro, casi de luto. Debía escuchar el veredicto final en el caso por el supuesto asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, que podría haberle enviado a prisión durante 25 años.

Rodeado de una gran expectación mediática, en el primer juicio televisado de la historia de Sudáfrica, el mundo entero esperaba la caída definitiva de aquel héroe que alcanzó la fama internacional tras competir en unos Juegos Olímpicos pese a tener sus dos piernas amputadas.

Pero la juez Masipa tenía deparado para Pistorius un destino menos dramático. Pese a que puede ser condenado por homicidio imprudente, el veredicto sabría a victoria para el equipo legal del atleta. La Fiscalía no logró probar sus cargos por asesinato premeditado, y el Tribunal admitió la versión del corredor paralímpico podría efectivamente haber pensado que era un intruso quien se ocultaba en su cuarto de baño.

Pese a que Thokozile Masipa concedió que Pistorius se armó de su 9 milímetros con intención de disparar, afirmó que el atleta no lo hizo con la intención de matar, y por tanto, no podría ser condenado por asesinato.

La familia de Óscar Pistorius reaccionó con alivio a la decisión de la jueza de descartar la condena por asesinato, que acarrearía una fuerte pena. Pistorius rompió en sollozos y se abrazó a su equipo legal, mientras era consolado por su hermana Aimee.

«Es claro que su conducta fue imprudente», aseguró Masipa, que afirmó que Pistorius tuvo tiempo de actuar de manera más razonable que descerrajar cuatro tiros contra la puerta del cuarto del baño. La decisión final se conocerá mañana, después del final de la sesión de este jueves.

Óscar Pistorius mató a su novia Reeva Steenkamp de cuatro disparos la víspera de San Valentín de 2013 al descargar su arma contra la puerta del cuarto de baño, donde se encontraba encerrada.

La Fiscalía sostenía que el atleta la mató intencionadamente tras una discusión, mientras que Pistorius sostiene que la mató al confundirla con un intruso que se ocultó en el habitáculo.