Unos reivindicativos premios Bilbotarrak galardonan a la Fundación Conde de Aresti y la Diputación vizcaína

La asociación Mujer Siglo XXI rinde homenaje a la profesora Laura Luelmo y a las mujeres maltratadas

BilbaoActualizado:

La asociación bilbaína Mujer Siglo XXI celebró el pasado jueves la decimoquinta edición de los premios Bilbotarrak, marcada inevitablemente por el asesinato de la profesora Laura Luelmo. A su memoria dedicó la velada la presidenta de la organización, Carmen Miral, que quiso homenajear a todas las mujeres víctimas de malos tratos y de cualquier tipo de violencia.

Diversas personalidades del País Vasco, entre ellas el portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka; la presidenta del PP de Vizcaya, Raquel González; y el obispo de la Villa, Mario Iceta, se desplazaron el jueves hasta el Hotel Carlton de Bilbao para presenciar la entrega de los premios Bilbotarrak, que en esta edición fueron concedidos a las periodistas Nekane Laucirika (Deia) y Lourdes Pérez (El Diario Vasco), la fundación Conde de Aresti y la Diputación Foral de Vizcaya.

En representación de la Fundación Conde de Aresti acudió la nieta su fundador, Enirque Aresti y Torres. Se trata de la exsenadora del PP por Vizcaya y marquesa de Icaza Pilar Aresti, a quien Miral definió como «una mujer maravillosa y muy generosa». Fue ella quien recogió el premio Gozua, con el que se reconoció la encomiable labor de una residencia para personas mayores que cuenta con más de 115 años de historia.

«Es una residencia pero podría ser un hotel de 5 estrellas, me sorprendió enormemente cuando fui a visitarla», destacó Carmen Miral, quien recordó que el Gozua es un premio «de cariño y de reconocimiento» hacia entidades que se dedican a la caridad y la beneficencia. Ya en el pasado se entregó a instituciones de esta naturaleza como Cáritas, Unicef o la Fundación Casa de Alba.

El premio Bilbaína fue otorgado a la Diputación Foral de Vizcaya, representada el pasado jueves por el diputado general, Unai Rementeria. Mujer Siglo XXI reconoció de esta forma la labor de la administración a la hora de promover las vocaciones científico-tecnológicas entre las niñas mediante el programa Inspira, así como su buen hacer como impulsora de los premios MTV en el Bilbao Exhibition Centre (BEC!) de Baracaldo y de la gala de los 50 mejores restaurantes del mundo que se celebró en el Palacio Euskalduna.

Antes de la entrega de premios, Miral realizó una mención especial a la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO-OLBE) en reconocimiento a su dilatada trayectoria en el desarrollo y la difusión del arte lírico y por haber representado un millar de funciones en Bilbao. Un gesto que agradeció el presidente de la organización, Juan Carlos Matellanes, quien incidió en que el esfuerzo «no ha sido representar la función, 1.000», sino «las 999 anteriores». Algo que, añadió, «e ha conseguido por voluntad de todos, de los socios, del público aficionado, las instituciones públicas y las empresas patrocinadoras y colaboradoras.