Iñigo Urkullu
Iñigo Urkullu - EFE

El PP vasco pedirá a Urkullu que aclare cuándo llegará el TAV

Los populares critican las contradicciones del Gobierno respecto a la finalización de las obras

BilbaoActualizado:

La duda planea sobre la fecha de finalización del Tren de Alta Velocidad (TAV) desde que el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, reconociera que es «complicado» que las obras estén concluidas para 2023 tal y como habían acordado Madrid y Vitoria en su última revisión. Unas palabras que matizó posteriormente el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, pero que generaron cierto desasosiego tanto en el Gobierno autonómico como en los partidos de la oposición. El PP vasco quiere que sea el propio lendakari quien aclare los plazos del TAV, de forma que le emplazará a dar cuenta de la situación mediante una pregunta parlamentaria.

«Estamos hablando de una infraestructura de trascendencia para el futuro de Euskadi», alegó a través de un comunicado Borja Sémper, portavoz del PP vasco en el Parlamento, que incidió en que en el TAV «están depositados muchos objetivos de progreso y desarrollo económico para las empresas vascas». Al respecto, lamentó que la semana pasada se posó «un enorme nubarrón» sobre las obras de la alta velocidad debido a la «sucesión de contradicciones» entre los dirigentes del Gobierno central.

Apunta Sémper a las declaraciones de Ábalos, quien se comprometió a finalizar el proyecto del TAV para el año 2023 a pesar de que apenas un día antes el delegado del Gobierno augurara que los plazos actuales eran demasiado ambiciosos. Por otro lado, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) destina a la alta velocidad vasca 234 millones de euros, una partida sensiblemente inferior a la del año pasado (299 millones). El propio Loza puntualizó sin embargo que el montante en 2018 creció un 68% respecto al del anterior ejercicio.

Intereses partidistas

En cualquier caso, desde el PP vasco denunciaron ayer que no existe un posicionamiento claro en el Ejecutivo de Madrid sobre las fechas del TAV. «Da la impresión que prevé retrasos para la entrada de funcionamiento de la alta velocidad en Euskadi, pero que en puerta de una campaña electoral les parece inoportuno reconocerlo», destacó Sémper, que subrayó que el compromiso político con dicha infraestructura «debe mantenerse al margen de los intereses partidistas de unos y otros». Por todo ello, informó de que trasladará una pregunta parlamentaria al lendakari, Iñigo Urkullu, con el fin de que aclare en la Cámara autonómica los plazos que se manejan y si existen variasciones respecto a los compromisos fijados durante la etapa de Mariano Rajoy como presidente.