AFP

Francia acerca por primera vez a presos de ETA a una cárcel próxima al País Vasco

El Gobierno galo anunció que trasladaría a los reclusos de la banda que cumplieran ciertas condiciones

San SebastiánActualizado:

Los presos de ETA Julen Mendizábal y Zigor Garro se encuentran ya en una cárcel cercana al País Vasco. Según ha informado la red de reclusos Etxerat, el Gobierno francés ha dado el visto bueno al traslado de ambos criminales al centro de Mont-de-Marsan, situado en el suroeste del país. Se trata de los dos primeros terroristas que la administración gala acerca a España tras anunciar que analizaría las peticiones de forma individualizada.

El pasado enero, el Ejecutivo francés anunció que sopesaría el acercamiento de presos de ETA con menos de tres años de condena por delante. Tal y como informó entonces la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, el gabinete de Emmanuel Macron aplicaría a algunos reclusos de la banda el «derecho común», medida que afectaría únicamente a aquellos que no estuvieran condenados por delitos de sangre y que no tuvieran causas pendientes en España.

Reunión con autoridades francesas

Precisamente, este mismo martes Ordóñez ha mantenido una reunión en San Sebastián con el senador francés Maxi Brisson y el diputado Vicent Bru, ambos miembros de la denominada «delegación de Iparralde». Se trata de una institución integrada también por los autodenominados «artesanos de la paz», quienes negocian en nombre de los presos de ETA con las autoridades del país vecino.

Al término del encuentro, la presidenta de Covite ha manifestado que las sensaciones son «positivas», si bien ha añadido que ambas partes tienen claro que la «reconciliación» está «muy lejos» de producirse: «Ellos reconocen que no ha cambiado nada en los etarras y la izquierda radical», ha lamentado. En este sentido, ha subrayado que tanto Brisson como Bru mantienen intacta su «estupefacción» ante el hecho de que los criminales salgan «orgullosos» de la cárcel: «Esa arrogancia, ese rendir culto al terrorista, les ha parecido abominable», ha afirmado.

Por otro lado, Ordóñez ha explicado que su institución no guarda diferencias con los dirigentes franceses en lo que respecta a las leyes penitenciarias: «Ellos lo que han conseguido es que se aplique la legislación común francesa a los presos y nada más», ha puntualizado. Eso sí, ha recordado que no todos los etarras se beneficiarán de esta norma.