Pankra Nieto

Abre en Bilbao el primer hotel cápsula de España

Optimi Rooms ofrece habitáculos futuristas totalmente equipados para facilitar el descanso de los viajeros

BilbaoActualizado:

Basta con adentrarse unos pasos en el Optimi Rooms para percibir su singularidad. Un espacio abstracto, con detalles futuristas, fácilmente asociable al interior de una nave espacial. Pero lo más extraordinario de este hostal bilbaíno, que abrirá sus puertas la próxima semana, se halla una vez cruzadas las puertas del recibidor, donde se esconde medio centenar de cápsulas totalmente equipadas para facilitar el descanso de los viajeros. Una apuesta tan rompedora como arriesgada de la que no existen precedentes en España.

Cuesta creer que un lugar de estas características se encuentre en una zona tan próxima al centro de Bilbao como Indauchu. Fue este el lugar escogido por Iñaki Zabala e Iker Caballero, los responsables del proyecto, para acoger un modelo de hostal que han importado de China: «Sacamos la idea de un documental sobre sus formas de vida», explican los promotores, que se muestran confiados en que su establecimiento captará la atención de los turistas que se encuentren de paso por la Villa.

Pankra Nieto
Pankra Nieto

Aunque no especifica la suma total, el propio Zabala reconoce que para llevar a cabo semejante proyecto se han visto obligados a realizar una «gran» inversión. De hecho, cada una de las cápsulas cuesta más de 2.000 euros. «El resultado ha merecido la pena», asevera el empresario, al que le cuesta enumerar todo el equipamiento de los habitáculos: colchón viscoelástico, ventilación, despertador lumínico, una pantalla con acceso a videojuegos y plataformas audiovisuales… «Hasta una caja fuerte», apunta.

Una larga lista de «extras» destinados a convertir las cápsulas, de 1,20 metros de altura por 2,10 de largo, en estancias agradables para los viajeros, que a cambio de esta experiencia deberán pagar 24,95 euros por noche. El precio de los habitáculos dobles, que también los hay, sube hasta los 34,95 euros. Incluso existe la opción de acudir al establecimiento para echarse simplemente una siesta.

«Es un lugar perfecto para descansar y mantener la intimidad», subraya el empresario, que explica que también hay una serie de normas para los clientes. En el interior de las cápsulas no se puede fumar, comer ni beber. Tampoco se puede acceder a ellas con calzado ni excederse con el ruido. «Hay que respetar a los que están al lado», afirma Zabala.

Iñaki Zabala
Iñaki Zabala - Pankra Nieto

Los promotores de Optimi Rooms no esconden su «ilusión» y cierto nerviosismo ante la inminente apertura del hostal, que sin embargo no es el primer proyecto que impulsan juntos. Hace seis años que colaboran en Optimi Center, una compañía destinada a facilitar oficinas y otros espacios de negocio y que ha resultado ser todo un éxito. Aunque no se atreven a avanzar demasiados detalles, los empresarios ya piensan en su expansión a otras ciudades españolas: «Hay que verlo con calma», afirman.