Un vagón de Metro de Madrid, vandalizado
Un vagón de Metro de Madrid, vandalizado

Tres grafiteros apuñalan a un vigilante de Metro para poder vandalizar el suburbano

Los chicos portaban una navaja y palos con los que atacaron a los trabajadores al ser descubiertos en el depósito de Cuatro Vientos

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tres grafiteros han apuñalado con una navaja a un vigilante de seguridad de Metro en el depósito de trenes de Cuatro Vientos y le han causado heridas leves en mano y brazo.

Según han indicado fuentes de Metro, un grupo de tres personas han entrado alrededor de las 16.00 horas en el depósito de trenes con el objetivo de realizar pintadas en los vagones.

Así, han sido detectados por las cámaras de seguridad y un grupo de vigilantes ha intentado frenar a los chicos, que portaban una navaja y varios palos. Han conseguido retener a uno de ellos, que portaba el arma blanca, y que, al resistirse, ha provocado dos cortes a uno de los trabajador, mientras que otra grafitera ha golpeado en el brazo a otro de los efectivos de seguridad.

Finalmente, han conseguido huir y los vigilantes han sido atendidos por el Samur-Protección Civil y han sido trasladados a la mutua. Desde Metro Madrid han señalado que cuentan con «medidas de seguridad disuasorias para evitar acciones» como las de este martes.

En esta línea, ha destacado que en 2018 frustraron 1.019 intentos de grafitis frustrados por el personal de seguridad, mientras que no se consiguieron parar otros 663. En esta línea, han destacado que tienen más de 8.000 cámaras repartidas por toda la red. Asimismo, han comunicado que han puesto a disposición de Policía Nacional las imágenes de las cámaras de vigilancia.

Huelga e impago

Por su parte, Alternativa Sindical ha señalado en un comunicado que el trabajador herido es de la empresa Trablisa, cuando la seguridad de este depósito corresponde a Ombuds, cuyos trabajadores se encuentran en huelga desde el 12 de agosto por el impago de las nóminas de junio y la extraordinaria de julio.

Así, ha reprochado que «se esté cubriendo la ausencia de los trabajadores que participan en la huelga con vigilantes de otra compañía». Extremo que desde Metro han negado.

En esta línea, el sindicato ha explicado que solicitará al Juzgado que se oficie el parte de asistencia y las cámaras de vídeo vigilancia del depósito para denunciar como « prueba irrefutable con esta agresión» que la compañía está cubriendo con Trablisa los servicios prestados por los huelguistas.

Por su parte, el portavoz de Alternativa Sindical, Alberto García, ha adelantado que este miércoles se presentará «denuncias penales» contra Metro y Trablisa que, desde su punto de vista, demuestra que desde la Gerencia «se ha mentido a la opinión pública cuando se negaba hace escasamente una semana que Metro de Madrid estuviera cubriendo los descubiertos de la huelga» con esta otra empresa.

Los 550 trabajadores de vigilancia de Ombuds trabajan en las líneas 7 y 9 del suburbano, además de en los depósitos y cocheras de la red.