Aspecto de las Urgencias del 12 de Octubre, ayer - Guillermo Navarro / Vídeo: Testigo del crimen machista de Aranjuez: «Vi cómo le pegaban el tiro»

Tiroteo en Aranjuez: la venganza de Juanín se cobra su segunda víctima y la familia reclama la ley del Talión

Es la otra excuñada del sospechoso que deja huérfanas a dos niñas. La tercera herida, su exsuegra, está fuera de peligro

MadridActualizado:

La guerra entre clanes está servida. Si ya el domingo los miembros de Los Fernández juraron vengar la muerte de Liset, de 35 años, a manos de su excuñado Juan Mendoza Jiménez, de 38, que le disparó en el pecho y en cuello, ayer la crispación contra Los Mendoza creció aún más. Fue a primera hora de la tarde, cuando se confirmó el fallecimiento de Monserrat Fernández Jiménez, de 23 años, la segunda víctima mortal del tiroteo de Aranjuez.

Ingresada en el Hospital 12 de Octubre, su vida pendía de un hilo tras haber sido herida de bala en el abdomen por el que fue marido de su hermana Cele, conocido como Juanín. Esta decidió dejarle hace unos meses y rehacer su vida, un extremo que el sospechoso no soportaba y del que culpaba a su exfamilia política. Montse, casada y con dos niñas de 3 años y once meses, estaba en estado crítico desde que se desatara la espiral de violencia debajo de casa de su madre, Consuelo, de 50 años, a la que fueron a visitar en su piso situado en el número 3 de la calle de Victoria Kamhi, frente al de los padres del presunto homicida.

La segunda víctima mortal, Montserrat
La segunda víctima mortal, Montserrat - ABC

Esta, la matriarca, que también fue alcanzada por un disparo en una pierna por la escopeta de caza que empleó su exyerno, evoluciona favorablemente dentro de la gravedad. Antes de confirmarse el fatal desenlace, en la puerta de Urgencias se empezaron a congregar numerosos familiares y amigos de Los Fernández. El grupo fue en aumento tras el entierro en Aranjuez de Liset, que también deja dos hijos. La tensión hizo que algunos exaltados amenazaran con navajas a los medios comunicación congregados.

Mientras, se espera que el supuesto criminal, con antecedentes por trafico de drogas, pase hoy a disposición judicial. Es un fugitivo de la Justicia que tenía una orden de detención e ingreso en prisión por ese motivo, además de tenencia ilícita de armas fruto de una operación policial realizada en 2013 en la que también fue arrestada su expareja y madre de sus cinco hijos.

No transcendió si declaró ayer tarde ante Homicidios. «Llevaba muy mal la separación de Celes. Y más aún al conocer que estaba con el hermano del marido de Montse», recalcaban. Unos decían que eran payos y otros que quinquis. Los vecinos indicaron que las peleas entre la pareja eran frecuentes cuando convivían y que sospechaban que él le pegaba, por lo que habían llamado a la Policía en varias ocasiones, sin que ella denunciara.

Su mensaje: «El pecado se paga con muerte»

El último comentario realizado por Juanín en su Facebook el 24 de mayo, se antoja ahora revelador:«El pecado es una lepra satánica y estando en manos de Satanás consigues lo que él inculca en tu mente. La paga (el precio) del pecado es la muerte».

«Esto ha sido muy gordo y los cuernos también lo son en nuestra raza. Ahora a ver qué pasa porque esto no se va a quedar así», decían varios gitanos. Aludían a la ley del talión. Al ojo por ojo. La tragedia que se consumó ayer puede que no haya escrito aún su último capítulo.