La región se queda con un 61,1 por ciento del total de invesión extranjera que llega a España

La cifra de afliliados a la Seguridad Social es la más alta de la serie histórica: 3.125.504 personas

MADRIDActualizado:

Los datos económicos del primer trimestre en la región avanzan en la tónica de los últimos cinco años: mejoras en el PIB y en las previsiones de crecimiento. Y la comunidad sacando varias cabezas a otras autonomías en lo que se refiere a creación de empresas y en inversión extranjera. El «efecto procés» se ha dejado sentir también: Madrid ha recibido, desde octubre del año pasado a 22 de mayo de este, a 2.040 empresas que han dejado Cataluña.

No obstante, la responsable de la Economía madrileña, Engracia Hidalgo, ha mostrado prudencia sobre este asunto: el impacto real que tendrá el proceso aún no ha sido medido, y «sus efectos se verán a lo largo del tiempo». Recordó que lo normal es que «primero se cambie el domicilio social, luego el fiscal y después, quizás, los centros de producción, si se opta por ese cambio». «No es cosa de tres meses», ha dicho la consejera madrileña sobre el impacto económico que puedan suponer estos traslados empresariales.

La consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, destacó la creación de empresas en la región: un 22,2 por ciento del total nacional se crean en Madrid, «lo que supone una de cada cinco», dijo. El capital suscrito por ellas supone el 24,1 por ciento del total nacional.

Crece la demanda

De acuerdo con los datos de la contabilidad regional trimestral de 2018, en los tres primeros meses del presente año el PIB de la regón creció un 3,9 por ciento anual, lo que le sitúa casi un punto por encima de la media nacional. Se encadena con esta subida un tiempo de más de cuatro años consecutivos de incrementos.

Ese PIB lo han generado, explicó la consejera, fundamentalmente desde el sector servicios, que supone el 86,6 por ciento del total de la estructura sectorial de Madrid. Le siguen, muy de lejos, industria –con el 8,6 por ciento–, construcción –el 4,7 por ciento– y agricultura –el 0,25 por ciento–. El sector que más ha crecido es el de la construcción: un 6,9 por ciento.

Por lo que se refiere al consumo, crece la demanda regional un 3,1 por ciento interanual, y la externa un 12,2 por ciento. «Sobre todo, crece el consumo de los hogares –señala la consejera Hidalgo–, y también se elevan un 14,8 por ciento las matriculaciones de vehículos, que se considera un indicador adelantado» de la evolución económica.

La mejor de las consecuencias de este crecimiento de la economía regional –sostenido durante seis trimestres consecutivos, según los datos oficiales– es que «se traslada a la creación de empleo»: éste ha crecido un 4 por ciento, más que el 3,9 por ciento que lo hizo la economía.

De hecho, recuerda Hidalgo, actualmente hay trabajando en la región más personas que nunca: 3.125.504 afiliados, «la cifra más alta de toda la serie histórica». Los datos oficiales del Gobierno regional indican que ya se han recuperado en Madrid en cien por cien de los empleos que se perdieron durante la crisis: si en diciembre de 2007 había en Madrid 3.067.477 trabajadores, en mayo de 2018 hay 3.125.504.

Contrato indefinido

Respecto a la calidad de este empleo, asegura la consejera que el 80,8 por ciento de los trabajadores madrileños cuentan con un contrato indefinido».

El informe trimestral de la contabilidad regional señala también que tanto el crecimiento económico como la creación de empleo alcanzaron resultados mejores de los que apuntaban las previsiones: 1,1 punto más el primero, y casi 30.000 empleos más el segundo.

Respecto a las perspectivas para este año, los responsables de la Comunidad de Madrid recogen los estudios de varias entidades –Ceprede, Hispalink, Funcas y BBVA Research–y sitúan el crecimiento económico de la región en una horquilla que irá del 2,7 al 3,4 por ciento al finalizar el ejercicio.