Imagen de la votación en la web Plaza Podemos
Imagen de la votación en la web Plaza Podemos - ABC

Una web de Podemos propone votar la purga de funcionarios de derechas en el Ayuntamiento de Madrid

El promotor de la idea argumenta en el Portal de Participación: «Que se les elija a dedo, pero de entre los nuestros»

MadridActualizado:

La web Plaza Podemos, el portal de Transparencia y Participación del partido morado, aloja una propuesta que está siendo sometida a votación que busca, nada menos, que una purga dentro del cuerpo funcionarial del Ayuntamiento de Madrid; eso sí, de aquellos empleados (también incluyen a los puestos de libre designación) a los que se les considera de derechas, y sustituirlos por militantes del partido de Pablo Iglesias. La propuesta lleva colgada desde el 2 de marzo y en ningún momento ha sido «monitorizada» por los administradores. Conviene recordar que esta web, sobre todo en los primeros pasos de la formación (entonces denominada Plaza Podemos 2.0), era una de las herramientas más utilizadas por sus líderes para tomar el pulso a sus seguidores, e incluso participaban en ella.

En este caso, la «idea» viene de un militante que se identifica como «MAngel32» y lleva asociado el código de la ICP 2017-28-1778. La pregunta en cuestión es: «¿Está de acuerdo en sustituir los altos cargos del Ayuntamiento de Madrid por funcionarios o laborales sin adscripción política derechista?». El encabezamiento («Ayuntamiento de Madrid, por un cambio real YA») incluye el siguiente resumen introductorio: «Sustitución de altos cargos funcionariales, derechistas, corporativistas y obstruccionistas en altísima mayoría, por funcionarios y laborales cuya adscripción ideológica garantice su independencia».

Pero lo más grave es el «argumentario» que acompaña la propuesta: «La inmensa mayoría de funcionarios y laborales puestos en cargos de dirección en el Ayuntamiento de Madrid y organismos dependientes siguen perteneciendo a la casta funcionarial, corporativista, de adscripción ideológica mayoritariamente derechista y conservadora, como se denota por la amplia ejecutoria obstruccionista cuando se requiere de ellos colaboración en la ejecución de las políticas públicas de avance que se están lanzando desde el Ayuntamiento progresista de Ahora Madrid».

«Esa casta»

Insiste en que «los sabotajes son continuos, como puede acreditar cualquiera que desarrolle su trabajo en el Ayuntamiento y no pertenezca a esa casta, como es obvio». La descripción que hace es apocalíptica y totalmente sesgada, y denota que, además de pertenecer al partido, trabaja en el Consistorio de la capital: «Los militantes de Podemos vemos cada día cómo las esperanzas de cambiar algo desde dentro se ven abortadas precisamente por quienes debería llevar a cabo las líneas que el gobierno municipal promueve».

La propuesta incluye que esos puestos clave los ocupe gente del partido, al más puro estilo bolivariano: «Basarse en que no se tienen cargos preparados dentro de Podemos no puede ser una excusa; primeramente [sic], porque no es cierto. Hay miles de militantes en Podemos muy pero que muy preparados para dirigir y trabajar. Segundo, porque siempre es tiempo de aprender; el conocimiento y la capacidad no son patrimonio de una casta retrógrada y colaboracionista con la derecha, como es, lamentablemente, la casta superior (grupos A) de los funcionarios municipales». Añade que en los B y también en los A hay «mucha gente con licenciaturas y grados, que están ejecutando tareas más bajas por contar con una ideología progresista y no plegarse a las demandas de la casta».

Pero ya el colofón es de antología: «Al tratarse de puestos mayoritariamente de asignación a dedo, pues eso, que sea a dedo, pero de los nuestros. La situación actual posibilita una destrucción desde dentro de la política municipal».