Jorge Guillén (izq.) y Vicente Aleixandre, en el jardín de la casa de este último en la calle Velintonia
Jorge Guillén (izq.) y Vicente Aleixandre, en el jardín de la casa de este último en la calle Velintonia

Piden cambiar el nombre de la estación Metropolitano por «Vicente Aleixandre-Velintonia»

Para evitar la confusión entre esta y la de Estadio Metropolitano, Metro tiene previsto modificar su denominación

MADRIDActualizado:

Que Madrid tiene entre sus calles una casa en la que vivió muchos años un Premio Nobel es bien sabido. Que ese gran poeta, Vicente Aleixandre, recibió allí a la flor y nata de la literatura de la época también se sabe. Y que ese legado -la casa, abandonada y vacía- corre peligro de desaparecer también se sabe desde hace décadas sin que hasta la fecha se hayan tomado medidas concretas para evitarlo. Los vecinos de la asociación El Organillo, de Chamberí, no quieren rendirse, y por eso quieren que, al menos en la memoria de la zona, quede el recuerdo del Nobel: piden que se cambie el nombre de la estación de Metro de Metropolitano y que pase a llamarse Vicente Aleixandre-Velintonia.

Los vecinos han remitido una carta a la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, y otra al consejero delegado de Metro, Borja Carabante, recordándoles que, ante la intención anunciada de cambiar de nombre a esta estación -para evitar las confusiones con la de Estadio Metropolitano, junto al nuevo campo del Atlético de Madrid, en San Blas- una opción podría ser esta.

«Aunque nuestro deseo es que se mantenga el nombre actual, que recuerda a la Colonia del Metropolitano en la que se encuentra y que fue construida en los años 20 del pasado siglo por la Compañía del Metropolitano, precursora de Metro de Madrid, en caso que se decida definitivamente cambiar el nombre de la estación, la Asociación de Vecinos ‘El Organillo’ propone mantener el criterio sugerido para el cambio de nombre de la estación de Atocha: «promocionar la cultura entre los turistas y los vecinos y vecinas de Madrid».

Homenaje

«En ese sentido -añaden-, creemos que se presentará una gran oportunidad, que en ese caso no deberíamos desaprovechar, para homenajear al gran poeta Vicente Aleixandre, Premio Nobel de Literatura en 1977, y aprovechando la proximidad de la estación mencionada con la casa donde tuvo su residencia Aleixandre y que durante más de 50 años fue lugar de encuentro de la Poesía española del siglo XX».

De esta manera, proponen que la estación «pase a denominarse “Velintonia” o, si se considera más conveniente, “Vicente Aleixandre-Velintonia”, recuperando de esta manera el nombre con el que el inolvidable escritor bautizó toda su vida a la calle hoy denominada calle de Vicente Aleixandre».

Son muchas las entidades que se han movilizado en apoyo y reivinciación de la conservación de la memoria de Vicente Aleixandre. Entre ellas, una de las más activas es la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, que llevan más de 30 años peleando porque se conserve su casa, y se la proteja desde las administraciones para que no pueda ser derribada ni sustituida por otra construcción.

En este sentido, este viernes tendrá lugar un acto de recuerdo al poeta y de reivindicación de su memoria en la que fuera su casa de la calle Velintonia. El actual presidente regional, Ángel Garrido, se comprometió durante su discurso de investidura a introducir una nueva figura de protección en la Ley de Patrimonio, que permita una tutela efectiva de bienes como este domicilio o el de la calle Peironcely, famoso por ser escenario de una de las más icónicas fotografías de Robert Capa.