Macrofiestas en las que no cabe un alfiler
La macrofiesta de Halloween en el Madrid Arena en la que fallecieron tres jóvenes y dos más resultaron heridas de gravedad - efe

Macrofiestas en las que no cabe un alfiler

La trágica fiesta de Halloween no fue la más multitudinaria de las que se celebran en Madrid. En Nochevieja se llegan a reunir hasta 20.000 personas

madrid Actualizado:

No hay duda de que en la «Thriller Music Party» de este año en el Madrid Arena había «muchísima gente» hasta el punto de que «la marea te llevaba en volandas», como relataron a ABC los amigos de Rocío y Cristina, dos de las tres jóvenes que fallecieron aplastadas en una estampida humana. Lo que ahora se investiga es si la afluencia de público superó como cuentan los testigos las 9.650 entradas vendidas de las 10.600 que salieron a la venta, cien más que las que permitía el aforo.

Porque si se confirmara la cifra de 9.650 asistentes, la trágica fiesta de Halloween no habría sido la más multitudinaria celebrada en el recinto de la Casa de Campo. El pasado 24 de marzo, la Noche de Cadena 100 agotó las entradas reuniendo a 10.000 espectadores sin que afortunadamente se produjera ningún suceso.

Con una superficie total de 30.000 metros cuadrados de superficie, el Madrid Arena posee un graderío retráctil que permite variar la superficie total de la pista central de 1.000 a 2.542 m2, con una capacidad de hasta 10.500 personas, según señala su página web.

El recinto acogió el pasado 30 de junio la mayor fiesta del Orgullo Gay, Infinita 2012, con gran afluencia de público, semanas después de ser testigo de la vuelta de Montserrat Caballé a Madrid después de siete años. La soprano, que cantó acompañada por su hija, actuó ante 6.000 personas.

El Madrid Arena fue el escenario elegido para dar la bienvenida al Año Nuevo Chino el 29 de enero y en él se pudo ver el último espectáculo del Cirque du Soleil en los primeros compases de 2012. A causa de Zarkana, el recinto no pudo utilizarse para ninguna macrofiesta de fin de año.

Maratones de Nochevieja

El «Space of Sound», una fiesta que reúne cada año a los aficionados de música electrónica, se tuvo que celebrar en la Caja Mágica, donde 20.000 personas celebraron el Año Nuevo desde las dos de la tarde del día 1 a las seis de la mañana del día 2. Era una de las tres macrofiestas permitidas en Madrid, junto con la fiesta Goa de Fabrik (Fuenlabrada) y la «Day One» del Palacio de Vistalegre. En la edición de esta última en 2011, que congregó a unas 15.000 personas, falleció un joven tras sufrir un infarto.

El tirón de convocatoria de las macrofiestas de fin de año alcanza al de algunos conciertos, como el último que ofreció Jennifer López en el Palacio de los Deportes al que asistieron 16.000 seguidores el pasado 7 de octubre. También Lady Gaga agotó las 16.000 localidades en el mismo escenario en 2010 cuando ofreció su primer concierto en la capital de España con motivo de su gira «Monster Ball». Claro que entonces, cientos de fans se quedaron sin poder entrar por haber comprado sin saberlo entradas falsas, lo que provocó momentos de tensión y avalanchas.

Otro concierto memorable fue el que ofreció Coldplay en Las Ventas hace un año. Más de 15.000 personas abarrotaron la plaza de toros pese a la lluvia. Los Black Eyed Peas llenaron en 2011 el estadio Vicente Calderón, con 50.000 espectadores.

60.000 fans con el Boss

A 10.000 espectadores más encandiló Bruce Springsteen, que hizo gala de su apodo con un gran concierto en el Santiago Bernabéu. La actuación recordó a algunos el mítico concierto de U2 en 1987 en el estadio del Real Madrid que reunió a más de 75.000 espectadores. Eran tiempos de grandes conciertos, como el de los Rolling Stones en el Vicente Calderón en 1982, ante unos 70.000 espectadores.

Los macroconciertos de los últimos años han optado por salir de los recintos. La Ciudad del Rock de Arganda del Rey, escenario del festival Rock in Río, ha congregado algunos de los más multitudinarios. La noche electrónica de la última edición llegó a los 61.000 asistentes.

Cientos de miles de personas llenaron también la explanada de Madrid Río durante el espectáculo que amenizó las horas de espera para recibir a los Campeones del Mundo en julio de 2010. Cuatro meses después, 50.000 personas vibraban en la Puerta de Alcalá a ritmo de David Bisbal y Fangoria por los Premios MTV.

Aunque la fiesta más sonada en los últimos años tiene a Carlinhos Brown como protagonista. Más de 400.000 personas bailaron al ritmo brasilero en el Paseo de la Castellana en 2005.