La reducción de velocidad es una de las medidas que se aplican en los protocolos anticontaminación
La reducción de velocidad es una de las medidas que se aplican en los protocolos anticontaminación - EFE

Más de 5,5 millones de madrileños estarán sometidos a un protocolo anticontaminación

La Comunidad de Madrid pide que el documento marco se aplique también a las ciudades de más de 50.000 habitantes

MADRIDActualizado:

Al año de ponerse en marcha, y tras ser tachado de blando y poco contundente, el protocolo marco anticontaminación de la Comunidad de Madrid se endurece y se extiende a más municipios. El consejero de Medio Ambiente, Carlos Izquierdo, anunció ayer que pasará a tener seis escenarios –en lugar de los cuatro actuales– y que se quiere que los municipios con más de 50.000 habitantes también apliquen, de forma progresiva, medidas de mejora de la calidad del aire.

El protocolo marco de la Comunidad se aprobó en noviembre de 2017, y en lugar de restricciones, incluía recomendaciones. Sus niveles de preaviso, aviso y alerta son idénticos al del Gobierno de Carmena, pero ante ellos, el Ejecutivo regional opta por dar información y promover el uso del transporte público (en el escenario uno), limitaciones de velocidad (en el dos), menos velocidad y menos grados en las calefacciones (en el tercero) y reducciones de la velocidad en M-50 y vías de gran capacidad (en el cuarto).

Ahora, además, se plantea reformar el protocolo marco para incluir dos escenarios nuevos: el escenario cero, o de normalidad, que incluirá mecanismos de vigilancia aunque haya buena calidad del aire; y el escenario cinco, o de persistencia, en los episodios de alta contaminación.

Sin plazos

Por otra parte, el consejero de Medio Ambiente, que intervino en un desayuno informativo de Executive Forum, también planteó que las medidas destinadas a los municipios de más de 75.000 habitantes en la región se extiendan «poco a poco» a los de más de 50.000 residentes, lo que supondría incluir casi una docena de ciudades del tamaño de Pinto, Aranjuez, Boadilla del Monte o Arganda del Rey.

No obstante, aún no hay fecha prevista para la revisión del protocolo anticontaminación que ayer anunciaron los responsables políticos regionales. Sus mejoras vienen aconsejadas por esa «cuarta revolución» del medioambiente, que es «inminente» a juicio de Izquierdo, y en la que el Gobierno regional quiere participar «buscando soluciones» y no con «mensajes catastrofistas» como los enviados, a su juicio, desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez en relación con combustibles como el diésel. «No puede ser que se lance un mensaje pesimista y de incertidumbre a los propietarios y fabricantes de vehículos y que no se dote al país de la infraestructura de soporte y recarga necesaria para impulsar la electrificación de la movilidad y el transporte», concluyó.

Carmena vuelve a aprobar su plan antipolución, tras diez días suspendido, que tiene un escenario más: cinco

Precisamente, ayer la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la capital aprobó, de nuevo, su última versión del protocolo antipolución. Éste tuvo que ser anulado y suspendido durante quince días por «un error» del Consistorio: habían enviado a la Sección de Calidad del Aire de la Comunidad el plan antes del periodo de alegaciones y desde el Ejecutivo de Ángel Garrido indicaron que tenían que haberlo hecho después de añadir las últimas modificaciones.

El nuevo protocolo, en vigor desde ayer mismo, impondrá limitaciones a la circulación de los vehículos en función de los distintivos ambientales de la DGT, incluidas las motos y los ciclomotores. También adelanta y refuerza algunos escenarios, crea uno nuevo y extiende a toda la ciudad las restricciones en los picos más altos de contaminación. Las limitaciones se activarán cuando se superen los niveles de preaviso o aviso, de forma gradual comenzando siempre con las medidas del primer escenario, que incluye la reducción de la velocidad máxima a 70 kilómetros por hora en M-30. Para el resto de estadios, que introducen las medidas de restricción del estacionamiento y la circulación, se avisará con un día de antelación.

En total, tendrá cinco escenarios. En el segundo, además de la limitación del aparcamiento en el SER a los vehículos que no sean Cero o Eco, se impedirá la circulación de los coches sin etiquetas en la M-30 y su interior. En el tercero, esta restricción se extenderá a toda la ciudad. Como novedad, se crea un nuevo escenario 4 para cuando el nivel de aviso se mantenga cuatro días seguidos, en el que la limitación al tráfico se extenderá también a los vehículos con distintivo B en la M-30 y su interior. Y el escenario 5, solo se permitirá la circulación en toda la ciudad a los Cero y Eco y el aparcamiento en el SER de los Cero.