Rodríguez uribes, ayer, durante la toma de posesión como delegado del Gobierno
Rodríguez uribes, ayer, durante la toma de posesión como delegado del Gobierno - Guillermo Navarro

José Manuel Rodríguez Uribes: «La lucha contra la violencia de género es nuestra prioridad»

El socialista tomó ayer posesión como nuevo delegado del Gobierno en la Comunidad

MadridActualizado:

José Manuel Rodríguez Uribes (Valencia, 1968) tomó posesión ayer de su cargo como nuevo delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid. Arropado por su familia y por pesos pesados del Partido Socialista, como Cristina Narbona y José Manuel Franco, el hasta ahora secretario ejecutivo de Laicidad subrayó como prioridad del nuevo Gobierno el combate contra la violencia de género y «contra todas las fobias que provocan exclusión y maltrato en nuestra sociadad», con lealtad constitucional y de forma constructiva.

Después de prometer por su conciencia y honor cumplir «fielmente» las obligaciones del cargo, Uribes centró su discurso y el grueso de su trabajo en combatir los prejuicios raciales, sexuales y religiosos –así como los delitos y daños–, con el objetivo de crear esperanza en una sociedad mejor: «Es nuestra obligación que el miedo no triunfe sobre la esperanza».

«Madrid goza de las ventajas de una sociedad abierta, pero también sufre sus inconvenientes y amenazas», comentó. Para potenciar las primeras, Uribes intentará «dejar una buena herencia a las generaciones futuras»; para combatir las segundas, «facilitar una vida digna a todas las personas que asegure la satisfacción de todas sus necesidades básicas y el dinamismo de su libertad».

Asimismo, afirmó que la clave de su trabajo será «encontrar la justa medida de las cosas». Para exponer su razonamiento citó al filósofo Blaise Pascal: «Lo justo debe ser fuerte y lo fuerte debe ser justo, porque la justicia sin fuerza es impotente y la fuerza sin justicia es tiránica».

Para encontrar la medida exacta de las cosas, se basará en el «diálogo sincero y leal, sin fusionar y sin anular». Según dijo el nuevo delegado, tratará de trabajar con dedicación, recorriendo el territorio, escuchando antes de decidir y decidiendo tras pensar en el interés general. «Mi equipo y yo pondremos lo mejor de nosotros y nos enfrentaremos a los desafíos y problemas de la sociedad madrileña con valentía y determinación, pero también con prodencia y templanza», afirmó el socialista, que no olvidó la «solidaridad» con los que más la necesitan, y el trabajo basado en valores como la legalidad, libertad y seguridad. « La defensa del pluralismo nos enriquece y nos hace mejores si sabemos proyectarla como una virtud pública y no como un problema», continuó.

Uribes afirmó que el nuevo cargo es «todo un honor, pero también una gran responsabilidad» que desarrollará con «los valores modernos que recoge la Constitución».