Las sábanas mojadas y entrelazadas por las que descendió
Las sábanas mojadas y entrelazadas por las que descendió - ABC

Así se fugó el «Spiderman» delincuente de un hospital de Madrid

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada de ayer cuando el hombre salió por la ventana de su habitación, custodiada por la Policía Nacional desde fuera

MadridActualizado:

Con sábanas mojadas y entrelazadas. Así fue la impactante fuga que protagonizó un detenido para descender desde un cuarto piso del Hospital Gregorio Marañón hasta un patio interior, por el que salió a la calle. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada de ayer cuando el hombre, de 50 años y nacionalidad portuguesa, salió por la ventana de su habitación, custodiada por la Policía Nacional desde fuera.

El paciente se encontraba ingresado a causa de una enfermedad contagiosa. Permanecía solo en la habitación, custodiado por agentes en la puerta, ya que por la patología del enfermo no podían estar dentro. De esta forma, aprovechó la coyuntura para entrelazar varias sábanas del hospital, mojadas previamente para que cogieran peso y no se rompieran cuando descendiera por ellas.

En un primer momento se barajó que este hombre pudiera ser un preso. No obstante, desde Instituciones Penitenciarias aclararon que, tras las pertinentes comprobaciones, no se trata de un reo ni hay ningún recluso fugado.

Precisamente ayer, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) reclamó una mayor coordinación policial para las urgencias hospitalarias de los detenidos y presos. En un comunicado, señalaron que los guardias civiles deben enfrentarse a situaciones de peligro por el mero hecho de tener que realizar custodias, «en muchas ocasiones sin medios ni espacios adecuados, y en condiciones pésimas de seguridad para ellos y para los ciudadanos y profesionales que les rodean».

La competencia para la conducción interurbana de presos y detenidos corresponde a la Guardia Civil, pero no así su custodia en demarcaciones de Policía Nacional, donde este Cuerpo debe hacerse cargo de ella, al disponer de medios, personal y garantías de poder reforzar y garantizar el orden público.