Un camarero prepara una mesa, ayer, en el restaurante De María
Un camarero prepara una mesa, ayer, en el restaurante De María - MAYA BALANYA

Las cenas de Navidad disparan las reservas de la hostelería

El sector prevé mejorar la facturación de 2014; el precio, por primera vez en años, no es la principal preocupación

MadridActualizado:

Superado el puente de la Constitución, los locales de hostelería de Madrid se preparan para su particular agosto: las cenas de Navidad. Este año, además, con las mejores previsiones del último lustro. Con niveles máximos de ocupación, esperan aumentar su facturación en un 4% o, en el peor de los casos, mantener las cifras de 2014.

El secretario general de la Federación Española de Hostelería, Emilio Gallego, explicó a ABC el «repunte» que el sector ha confirmado en la fecha, cuyo grueso de reservas se comprende entre el 9 y el 18 de diciembre, salvo casos aislados. Según Gallego, este será «el mejor de los últimos años», fruto de «la confianza del consumidor y la reactivación del gasto».

De hecho, a diferencia de otros años, el precio no es la principal preocupación de los clientes. El director de La Viña Asociación Empresarial de la Comunidad de Madrid, Juan José Blardony, destacó que «se han terminado los menús low-cost» y que se ha producido un «equilibrio en el coste», con una demanda de calidad. Según los datos de ambas organizaciones, el precio medio de estos menús es, fundamentalmente, de unos 30 euros, con 25 como base y 50 euros como tope.

Si bien las reservas ya se han equiparado con el último precedente, estas guardan en este momento ciertas singularidades en el caso concreto de Madrid. Un sondeo de La Viña a sus asociados –aglutina a unos 145.000 trabajadores– revela que han crecido las reuniones familiares y de amigos, en detrimento de las tradicionales de empresa, y que ahora se dan más comidas que cenas. No obstante, Gallego habla de dos celebraciones parejas en todos los términos, tanto en el ámbito nacional como en el regional.

Fuente de empleo

Donde no hay discrepancia es en la consideración que el sector de la hostelería tiene de esta campaña. Esta estimación se reconoce, sobre todo, en dos apuntes: la facturación y la preparación de los locales. Por un lado, la Federación Española de Hostelería cree que se aumentarán los ingresos en un 4% respecto a 2014, un año que, según su secretario general, «ya fue muy bueno». Aunque Blardony es más comedido en la estimación, sí prevé que, como mínimo se repita lo que doce meses atrás. Por otro lado, según la encuesta de su asociación, un cuarto de los locales consultados empleará entre el 70 y el 80% de su capacidad para afrontar estas celebraciones, que principalmente se dan de jueves a sábado.

Solo en Madrid este periodo supondrá la creación de entre 6.000 y 7.000 empleos netos –según La Federación Española de Hostelería–, enmarcados en los 75.000 a escala nacional. De la misma forma que el resto de términos descritos, la hostelería es un indicador de la situación del país. En ese sentido, desde La Viña aseguraron que el sector «ya ha salido de la crisis» y que los datos de empleo ya se han igualado con los anteriores a la recesión.