Carmena incumple su promesa de frenar los ERTE de limpieza

Los sindicatos mayoritarios del sector, CC.OO. y UGT, informan de que dos de las contratas, OHL-Ascán y Valoriza-Sacyr, no suspenden las bajas temporales a 260 trabajadores

MADRIDActualizado:

Este martes se cumplen tres meses exactos desde que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, convocaron una rueda de prensa en el amplio salón de actos del Palacio de Cibeles para trasladar un supuesto triunfo: frenar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) aplicados por las contratas de limpieza. Tres meses después se conoce que no es posible, al menos totalmente. Los sindicatos con mayor representación en el sector, CC.OO. y UGT, denunciaron el lunes que dos de las cuatro entidades, la Unión Temporal de Empresas (UTE) OHL-Ascán y Valoriza-Sacyr, han dado traslado al Consistorio de que continúan adelante con las bajas, de un máximo de 45 días al año por trabajador. Unos 260 barrenderos continúan afectados por el ERTE.

En septiembre, tanto Carmena como Sabanés vendieron su éxito como un «acuerdo verbal» en el que se confiaba en «la buena voluntad de las empresas». Sin firmas de por medio. Tres de las cuatro empresas que habían ejecutado el ERTE (FCC, Sacyr y OHL-Ascán –Ferrovial no hizo ninguno–) se comprometieron a dejar de aplicarlo y restituir a los afectados. FCC ha cumplido, indicaron los sindicatos, reincorporando a 150 trabajadores. El ERTE en total afectaba a 408 personas. Entonces, OHL-Ascán dijo que integraría a unos 100 barrenderos, pero no lo ha hecho. Sacyr, al igual que ayer, prefirió guardar silencio sobre sus 108 empleados.

Ni las empresas ni el Ayuntamiento explicaron ayer el motivo de esta actuación. «Estamos sorprendidos y se llevarán a cabo actuaciones. Los servicios de limpieza siguen previstos como estaban», señalaron desde el gabinete de prensa municipal.

«La UTE OHL-Ascan ya ha informado al Ayuntamiento sobre el ERTE y, por nuestra parte, consideramos que no debemos hacer otros comentarios», dijeron desde la entidad.

Reunión de urgencia

«El Ayuntamiento ha vendido humo. Tampoco ha llevado a cabo más contrataciones, si no, que diga dónde están esos barrenderos nuevos que iba a contratar», informaba Jesús Belvís, portavoz de CC.OO.Por su parte, Moisés Torres, representante de UGT, anunció que han solicitado a la Corporación local una «reunión con carácter de urgencia» para conocer qué problema ha habido.

Según datos oficiales del Ayuntamiento, la plantilla de barrenderos está formada por 4.312 personas. El ERTE que llevaron a cabo FCC, Sacyr y OHL-Ascán afectó a un 12,3% de la plantilla, es decir, 408 empleados. Carmena subrayó en septiembre que iban a contratar a más de 500 barrenderos nuevos para solucionar la crisis de limpieza. Desde entonces, no se han ofrecido datos oficiales que corroboren aquel anuncio.