El aparcamiento de la plaza de Olavide será el primero del año en remunicipalizarse
El aparcamiento de la plaza de Olavide será el primero del año en remunicipalizarse - GUILLERMO NAVARRO

Carmena hace caja con los aparcamientos y extiende su municipalización a Chamberí

El Ayuntamiento prevé recuperar en 2019 las concesiones del de la plaza de Olavide y el de Fuencarral, 123. En Centro, el de la plaza de El Carmen

MadridActualizado:

El Gobierno de Manuela Carmena mantendrá su fiebre remunicipalizadora hasta que termine la legislatura. En abril y mayo del año que viene recuperará las concesiones de los aparcamientos de la plaza de Olavide y el de la glorieta de Fuencarral. La desprivatización de parkings llegará así al distrito de Chamberí para ofrecer a los residentes la posibilidad de quedarse con alguna de las 397 plazas del primero y de las 280 del segundo. Si la exjuez repite mandato a partir de junio de 2019, también hará suyo el parking de la Plaza del Carmen, situado en Centro, paralelo a la Gran Vía, cuyo contrato vence en noviembre.

A finales de 2017 el equipo municipal trasladó sus claras intenciones de quitar a las empresas privadas la gestión de los aparcamientos públicos para pasarlos a manos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que controla 21 aparcamientos hasta la fecha. Inicialmente, la Corporación perseguía reservar el espacio a los residentes y, consecuentemente, evitar que los ciudadanos se desplazaran con su coche particular hasta Centro, pero esta política ya se ha convertido también en una cuestión puramente de negocio, como reconocen desde la EMT: «Los aparcamientos son muy rentables». Las cantidades que ingresaban anteriormente por canon anual bailaban en una horquilla de entre 7.000 euros y los 20.000 euros, como es el caso del de Plaza de España, para el que el Consistorio esperaba obtener un rédito superior al millón de euros anual. El dato final de 2017 no se puede encontrar en la página del portal de transparencia de la EMT. Para hacerse una idea, como ha podido saber ABC, un garaje de 144 plazas que estaba a la venta en Chamberí recientemente declaraba tener 400.000 euros de ingresos anuales.

Menos abonados

Lo que sí se puede comprobar a través de la EMT es que el número de abonados en los parkings que ellos gestionan descendieron en 2017 con respecto al año anterior un 0,98% mientras que crecieron los usuarios de rotación un 32,86%. Muchos ciudadanos se han quejado del elevado precio que supone alquilar una plaza municipal. En el caso del parking de la Plaza Mayor, remunicipalizado el pasado mes de mayo, supera los 9.000 euros por cinco años de arrendamiento.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento aseguran que la remunicipalización de los aparcamientos de Chamberí no son el inicio de la expansión de Madrid Central al distrito colindante.

La primera desprivatización que se llevará a cabo en 2019 será la del aparcamiento de la plaza de Olavide, en abril, que gestiona actualmente el Grupo Landon, que dispone de ocho trabajadores que serían subrogados por la EMT. Le seguiría el de Fuencarral en mayo, con otros tres trabajadores de la empresa Empark. Todos ellos esperan pasar a ser plantilla municipal «para mejorar sus condiciones laborales», afirman algunos.

Los siete operarios del aparcamiento de la plaza del Carmen (430 plazas) no están tan convencidos de pasar a la EMT. Su gerente, Javier Quevedo, responsable también del parking de Santa Ana a través de la empresa Climax, espera que no llegue a producirse la remunicipalización. «Queremos seguir así y que la empresa no tenga que devolver la llave», expresa.

El «destrozo» de Gran Vía

El responsable muestra su malestar por el «destrozo» que está suponiendo la reforma de La Gran Vía a su negocio: «Los cortes de tráfico nos han generado unas pérdidas de ganancias del 30 al 40 por ciento respecto al año pasado». El efecto de Madrid Central no le preocupa tanto. «Al principio será negativo, pero después se irá normalizando la situación». En su caso ya tienen preparado el «software» para enviar a las pantallas de Madrid Central el número de plazas libres en su parking. Han asumido un gasto extra de 4.000 euros.

Para Sergio Brabezo, el portavoz de los asuntos medioambientales y de movilidad por Ciudadanos, considera que estas remunicipalizaciones son para que Carmena «contente a los suyos». Habla de una «guerra» declarada al coche: «Sólo retiran plazas de aparcamiento rotacional, es decir, que los vecinos de otros municipios o distritos de Madrid no podrán aparcar».

Los disuasorios

El último que rescató la EMT fue el de la Plaza Mayor en mayo pasado. En 2016 se hizo con el de Plaza de España en marzo. De sus 800 plazas, a finales de 2017, 257 eran destinadas a abonos de larga duración; el de Montalbán, que lo asumió en julio, de las 275, 146 estaban reservadas a abonados, según la EMT.

El Área de MedioAmbiente y Movilidad que dirige Inés Sabanés vuelve a prometer la construcción de tres aparcamientos disuasorios para el año que viene: el de Pitis, Fuente de La Mora y Canillejas. La delegada dijo que en 2017 estarían listas ocho de estas infraestructuras. De nuevo vuelve a plantear una parte del proyecto para 2019, cuando sólo quedan seis meses para las elecciones.